Se hizo pasar por la secretaria de Zuni Castiñeira y ahora va a juicio

Se trata de Héctor Hernán Sosa quien utilizó las redes sociales.

Héctor Sosa, el acusado
Héctor Sosa, el acusado

El hombre identificado como Héctor Hernán Sosa, quien creó un perfil falso y se hizo pasar por la secretaria de Zuni Castiñeira, propietaria de la Revista Zeta, desde ayer jueves 21 de setiembre, enfrenta juicio oral y público por producción de documentos no auténticos y lesión del derecho a la comunicación y a la imagen.

Según la acusación, el sujeto se hizo pasar por la secretaria de Zuni, para captar jovencitas y luego, bajo engaños, tener sexo con ellas.

El Tribunal de Sentencia está presidido por la jueza Lourdes Peña. Sostiene la acusación en juicio la fiscala Irma Llano, mientras que la señora Castiñeira está representada por su abogado querellante, Alfredo Delgado.
La defensora pública Anahí Benítez, quien asiste al acusado, presentó hoy un incidente de nulidad parcial de la acusación respecto al hecho punible de lesión del derecho a la comunicación y a la imagen.

Los magistrados interrumpieron la audiencia en ese punto y volvieron a convocar a las partes para el próximo 26 de setiembre, a las 10:00.

De acuerdo con el escrito fiscal, Sosa creó un perfil falso de Facebook con el nombre de Cinthia Carolina Rojas Ríos, quien supuestamente era la secretaria de la señora Zuni Castiñeira, propietaria de la Revista Zeta.

A través de este perfil, realizó la publicidad de un supuesto casting organizado por la Revista Zata, que se llevaría a cabo el 3 de mayo de 2015, en el Hotel Sheraton de Asunción, a fin de seleccionar rostros de imagen publicitaria.

El sujeto se hacía pasar por la secretaría de Zuni Castiñeira
El sujeto se hacía pasar por la secretaría de Zuni Castiñeira

Fue así con contactó con sus víctimas. Posteriormente, les indicó a las mujeres que debían ir hasta un motel para tener una entrevista con el encargado del casting. Una vez allí, Sosa se presentaba como el supuesto entrevistador y les decía que para ser modelos debían tener sexo con él. A cambio del servicio sexual, Sosa les daba un pagaré de contenido falso a nombre de la Revista Zeta, empresa que debía entregarles su pago.

Además, se comprobó que el acusado filmó sin la autorización de ellas el acto sexual.

Para continuar leyendo, registrate gratis.
Registrate GRATIS ingresando tus datos.*

A este número de celular te enviaremos el código de activación.

¿Ya estás registrado? Hacé click aquí.

  • Acceso completo a todas las publicaciones del día, sin restricciones.
  • Información al instante, de todas las novedades, primicias y las historias más compartidas.
  • Además, accedés a videos, fotos y artículos de todo lo publicado anteriormente en el portal.

¿Porqué cobramos suscripción?

(*) Gratis por 7 días.