Laura Pausini, cargada de carisma y simpatía, se tatuó en el corazón de sus fans

La cantante italiana brindó un concierto increíble en la Conmebol.

Foto: Mer Toñanez
Foto: Mer Toñanez

Por Janinne Pérez González

Siendo las 22:07, los acordes de “Similares” dejaban dicho que la espera terminó, pues luego de 23 años de haber lanzado su primer disco, la cantante italiana Laura Pausini por fin, pudo reunirse con sus fanáticos paraguayos, en el marco de un concierto brindando en el Centro de Convenciones de la Conmebol.

Cargada de carisma, simpatía y espontaneidad, Laura se encargó de borrar esa apariencia tímida e introvertida que denota en sus canciones, pues arrancó su conexión con el público con un “mba’eichapa Paraguay, es demasiado purete estar acá para brindar un show mbarete”. El público ovacionó las palabras expresadas por la italiana en nuestro guaraní.

Foto: Mer Toñanez
Foto: Mer Toñanez

En ese instante ‘la tana’ empezó a tejer una relación íntima con el público, pues en ese momento apareció un fanático con una bandera paraguaya, Laura se lo pidió para cubrirse con nuestro pabellón. Asimismo, estaba en el vip una fanática portando un tejido artesanal bordado con los colores patrios, la cantante lo vio y también lo pidió. Ni bien la tela llegó a sus manos, manifestó que el obsequio le gustó mucho y alabó el trabajo. Posteriormente, dedicó la canción ‘Amores Extraños’ a la persona que le regaló la artesanía.

La charla con el público se daba entre canción y canción, y las palabras en guaraní tampoco paraban, pues Laura no solo sorprendía con las notas que alcanza su increíble voz, sino que además, se notó el empeño que puso en conocer al país que estaba visitando, emitiendo un “aguije (gracias), rohayhu Paraguay, pende jukyeterei”, el público enloqueció ante esto y respondió con alaridos. La cantante enfatizó posteriormente un “vieron, ya soy paraguayita”, en medio de carcajadas, escuchó un ‘no’ proveniente del público, pero Laura lejos de molestarse, respondió con un “nambrena”, evidenciando que no solo se aprendió las palabras en nuestro idioma, sino que además, estudió nuestros modismos.

Foto: Mer Toñanez
Foto: Mer Toñanez

Aún quedaba mucho por ver, y Laura no se cansaba de contar la historia de su vida en sus canciones, pues un 99% de sus temas son autobiográficos, según lo expresó ella misma, en una amalgama de letras que calaban en lo profundo con los colores de su inconfundible voz.

El recital siguió con “Volveré junto a ti”, “Yo canto” y  “Es la música”. No podía faltar la historia de su hija Paula, pues la espera, y el nacimiento de la niña fue tan trascendental en la vida de la cantante ya que ella, según expuso, tenía problemas para concebir, sin embargo, nunca perdió la esperanza y lanzó la canción  “Así Celeste”y luego “A ella le debo mi amor”, ambos temas los presentó acompañada de su novio Paulo Carta, quien además se desempeña como guitarrista y director musical de la banda que acompaña a Pausini.

Foto: Mer Toñanez
Foto: Mer Toñanez

El show que vivimos la noche del 7 de setiembre quedará en la retina, no solo por las emociones desplegadas en el aire, sino que además, el recital ofrecía un despliegue de luces que últimamente no se estaba viendo en las funciones expuestas en nuestro país, además, deleitó con 7 cambios de ropas, todos los vestidos otorgaban un brillo extra a la luz propia de esta artista.

Foto: Mer Toñanez
Foto: Mer Toñanez

A pesar del frío que cubría la noche paraguaya, la calidez de Pausini encerró a los asistentes en un éxtasis que se acrecentaba a medida que avanzaba el concierto, las emociones no paraban, cuando la cantante anunció que haría un homenaje al recién fallecido, Juan Gabriel, con el tema “En Cambio No”. El público la sorprendió portando tréboles de papel a la hora de corear la canción.

Foto: Mer Toñanez
Foto: Mer Toñanez

Ante esto, Pausini expresó un sonoro “los amo”. El festín de canciones seguía a mansalva, y no podían faltar ‘Entre tú y mil mares’, ‘Quiero decirte que te amo’ e ‘Inolvidable’.  En el repertorio se incluyó además ‘Víveme’, ‘Se Fue’, ‘Disparame, dispara’, ‘Pregúntale al Cielo’ y ‘Como si no nos hubiéramos amado’.

Foto: Mer Toñanez
Foto: Mer Toñanez

A continuación, Pausini invitó a dos hermanas que estaban en el sector vip a que suban al escenario para acompañarla en la interpretación de uno de sus clásicos; ‘La Soledad’.  El show estaba llegando a su fin, cuando Laura y los músicos se retiraron y las luces se apagaron, para que el público reaccione con su clásico “otra, otra”, por supuesto, Laura no defraudó, y volvió pero esta vez para presentar a su banda y cerrar su show nuevamente, con los acordes de ‘Similares’ y una lluvia de serpentinas y efectos de humo, a fin de tatuarse en el corazón de quienes la fueron a ver.

Para continuar leyendo, registrate gratis.
Registrate GRATIS ingresando tus datos.*

A este número de celular te enviaremos el código de activación.

¿Ya estás registrado? Hacé click aquí.

  • Acceso completo a todas las publicaciones del día, sin restricciones.
  • Información al instante, de todas las novedades, primicias y las historias más compartidas.
  • Además, accedés a videos, fotos y artículos de todo lo publicado anteriormente en el portal.

¿Porqué cobramos suscripción?

(*) Gratis por 7 días.