Insultos en redes bajo la mirada de la ley

Abogado explica cual es la tipificación del delito.

chat4

En los últimos tiempos los insultos en redes sociales son una constante, sobre todo en las publicaciones de los diarios digitales donde los lectores muchas veces sin medir consecuencias, lanzan fuertes calificativos. Sin ir muy lejos, la fan page de Epa! es un gran receptor de todo tipo de opiniones emitidas por los lectores hacia los famosos a quienes entrevistamos.

La cuestión es que muchos de estos insultos pueden eventualmente, ser razones de querellas por difamación, algo que no todos tienen en cuenta. Sobre todo cuando se acusan a personas usando calificativos como “caficho”, “prostituta” y otros.

Alfredo Delgado - Foto epa.com.py
Alfredo Delgado – Foto epa.com.py

Conversamos con el abogado Alfredo Delgado quien explicó que si una persona mediática deseara accionar contra la gente que emite comentarios ofensivos puede hacerlo, una vez que se corrobore que no sea un perfil falso.

“Una ofensa hecha a través de redes sociales, puede configurar los delitos de difamación o calumnia según el caso; estos son delitos de acción penal privada, en donde el particular ofendido; debe accionar a través de una querella autónoma que debe ser presentada ante los juzgados penales de sentencia”, resaltó.

chat1

Dijo además que las penas van desde multa hasta dos años de prisión.

“Tiene prevista una pena que va desde multa, que es para el estado, hasta dos años de cárcel; también están previstas además de la condena principal una suma en concepto de composición, dinero que el querellado debe pagar a la víctima y la publicación de la sentencia de condena a costa del justiciable”, enfatizó.

Asimismo, destacó que debido a la proliferación de perfiles falsos este tipo de denuncias generalmente no prosperan.

chat2

“En nuestra legislación quien acusa, tiene a su cargo la probanza del hecho y allí es donde entraña la dificultad de este tipo de casos; pues el que querella debe probar fuera de toda duda que la persona querellada fue quien cometió el ilícito; es sabido que proliferan una cantidad de perfiles falsos; ni Obama se salva; con que exista un perfil, con una foto y un nombre; según mi óptica no es suficiente para probar el hecho, debería además hacerse un rastreo informático del IP; acompañar la desgrabación con un protocolo notarial y las declaraciones de testigos que acrediten que un perfil le pertenece a una determinada persona y que además certifiquen que está ha proferido los calificativos demostrativos”.

“Muchas veces y nos consta por investigaciones privadas que hemos hechos, los propios periódicos serios de nuestros medio, tienen sus propios perfiles falsos que se encargan de comentar las propias noticias; el particular también tropieza con la dificultad de poder demostrar de donde parte la información, pues esta herramienta la tiene la fiscalía y esta no atiende en casos de acción penal privada”, resaltó el letrado.

chat3

Por último, señaló que ya hubo casos de condenas por comentarios hechos en redes sociales en nuestro país.

“Ya existen condenas por comentarios hechos a través de redes sociales. Todo es cuestión probatoria; la ley está y el delito se configura; ya otra cuestión es cómo probas fuera de toda duda, eso en un juicio. Muchas veces tuvimos que rechazar casos por esta cuestión, por qué si entramos a un juicio, nosotros particularmente, entramos a ganar y no a probar suerte; al cliente lo que le importa es el resultado, no que uno vaya a un juicio a hacer una brillante exposición de principios y pareceres y que luego termine perdiendo”, concluyó Delgado.

Para continuar leyendo, registrate gratis.
Registrate GRATIS ingresando tus datos.*

A este número de celular te enviaremos el código de activación.

¿Ya estás registrado? Hacé click aquí.

  • Acceso completo a todas las publicaciones del día, sin restricciones.
  • Información al instante, de todas las novedades, primicias y las historias más compartidas.
  • Además, accedés a videos, fotos y artículos de todo lo publicado anteriormente en el portal.

¿Porqué cobramos suscripción?

(*) Gratis por 7 días.