El director de Mangoré respondió a las críticas y se “enterró” más

Luis Vera, director y guionista de la película Mangoré escribió una respuesta ante tanta crítica negativa a su película.

Damián Alcázar. interpreta a Mangoré.
Damián Alcázar interpreta a Mangoré. Foto: Facebook de Mangoré.

por JUAN MANUEL SALINAS A.

El director y guionista de la película Mangoré, el chileno Luis Vera, respondió a las críticas mediante un escrito publicado en algunos periódicos. La intención de dar su punto de vista ante “tanto palo recibido”, pudo haber sido un interesante llamado al debate, pero debido a un odio escondido, aunque entendible, el escrito es apenas un “chillido” por la herida del “amor propio”.

Es verdad que algunas críticas a Mangoré fueron realizadas con ensañamiento. En algunas reseñas solo faltó pedir al director que se flagele en la plaza pública. Pero si bien es bueno responder a la crítica señalando las falencias de la misma, también es prudente tratar de comprender porque generó rechazo la película.

Vera apela a argumentos gastados aclarando que lo suyo es “cine arte” y menciona a cineastas como Visconti, Tornatore, De Sica, Scola, Bergman, entre otros. Enfatiza que muchos se dejan llevar por el “anestésico esquema”, para luego arremeter diciendo: Este escenario, creado fundamentalmente por el cine de Hollywood y sus secuelas en cualquier parte, incluyendo las de un llamado cine nacional, que copia el mismo modelo y estereotipos, pero con historias locales”. 

Luis Vera, director y guionista de la película Mangoré, por amor al arte.
Luis Vera, director y guionista de la película Mangoré, por amor al arte. Foto: Facebook de Mangoré.

Vera hace hincapié en que su obra es reflexiva y emotiva y que no apeló a los clichés para obtener el éxito. Escribe: “no tributamos la traición, ni conductas mafiosas, ni el culto a lo material como meta feliz (las películas más taquilleras o recurrentes en temáticas guionadas, en Paraguay tienen el dinero como recompensa en los personajes de 7 cajas, Luna de cigarras, Latas vacías, Costa dulce, los que lloran, etc.) ni balaceras, ni hablamos de corrupción promoviéndola”. Ignoro qué película local promueve la corrupción, pero saltando este comentario que parece haberse dicho porque “sonaba bien”, Vera cae en un viejo error. El de pretender que al que no le gustó su película es por falta de cultura.

También es infantil su argumento cuando afirma que las películas nacionales que se estrenaron en el mismo mes que Mangoré fue para  “colgarse” de la misma. Escribe: “Toda la producción del año, encimándose unas a otras y aprovechando el impulso y el anuncio anticipado de una sola de ellas, Mangoré”. La frase recuerda cuando nuestras modelos se pelean y una de ellas dice: “Se quieren colgar de mis tetas”.

Vera dando directivas durante el rodaje. Foto: Facebook Mangoré.
Vera dando directivas durante el rodaje. Foto: Facebook Mangoré.

El absurdo mayor toma forma cuando Vera manifiesta su descontento porque la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas del Paraguay no seleccionó Mangoré y sí El Tiempo Nublado, película de Aramí Ullón, hoy radicada en Suiza, para que compita en los Oscar y Los Goya. Vera expone: “Solo tiene de paraguaya sus paisajes y personajes, pero que lisa y llanamente es una producción suiza en todos sus estamentos, excepto su directora-actriz (como si Chile nominara a Mangoré porque yo nací allí), echando por el suelo todos los otros esfuerzos de la incipiente y emergente producción local”. 

El argumento de Vera es errado. El Tiempo Nublado tiene fondos de Suiza, es correcto, pero también tiene fondos de Paraguay, mediante el Fondec y la Secretaría Nacional de Cultura. Y su directora y productora, es paraguaya. Si vamos al caso, Mangoré también recibió fondos del INCAA (Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales de Argentina). O Hamaca Paraguaya, que obtuvo fondos de Paraguay, Francia, Países Bajos y Austria. Pero la cinta sigue siendo paraguaya. Se busca dinero afuera porque con un solo fondo es poco lo que se puede hacer, no puede ser que este tipo no lo quiera entender.

Alcázar vestido como Mangoré.
Alcázar vestido como Mangoré.

La academia en Paraguay tuvo su momento polémico el año pasado cuando en forma desordenada eligieron a Luna de cigarras para que compita en Los Goya. Pero este año la elección fue más que válida. El Tiempo Nublado es una cinta ingeniosa, con una narrativa original y emotiva. Está, desde mi óptica, muy por encima de Mangoré.

Lo que Luis Vera se niega entender, es que hizo una película donde no se presenta a Mangore. El que nunca escuchó hablar de Barrios y ve la película, por más interpretación libre que haya, seguirá sin conocerlo. Eso es lo objetable.

¿Quién fue Mangoré? ¿Por qué fue un adelantado a su época? ¿Por qué se vestía de indio? ¿Por qué no se lo valoró en Paraguay? ¿En qué momento Barrios pasó a ser del empleado administrativo al genio de la guitarra? ¿A raíz  de qué? ¿Por qué fue más valorado en San Salvador? Estas preguntas no son respondidas. La película es una serie de situaciones donde todo pasa muy rápido, no existe oportunidad de conocer al músico y al humano. Si me baso solo en la cinta, llego a la conclusión que Barrios solo fue un paraguayito que tocaba la guitarra, que embarazó a una chica y luego la abandonó con dos hijos para irse con una morena brasileña de buenas curvas. Ah, y murió en San Salvador.

Luis Vera, en el medio vestido de blanco, junto a Leo y gente vinculada a la película durante el avant premier de Mangoré.
Luis Vera, en el medio vestido de blanco, junto a Leo y gente vinculada a la película durante el avant premier de Mangoré. Foto: Facebook Mangoré.

Las comparaciones no son buenas, pero no puedo dejar de mencionar a la película Walk the line, basada en la vida de Johnny Cash. Está tan brillantemente contada, que si una persona ve la cinta sin conocer a Cash, comprenderá porqué es hoy un ícono de la cultura norteamericana, al punto de considerarlo uno de los músicos más influyentes del siglo XX. Ah, claro, es de la 20th Century Fox y tiene el “anestésico esquema”. Sin embargo, presenta al mundo a un artista extraordinario. Ver el tráiler de Walk the line.

Creo que siendo extranjero, Vera tuvo que haber sido más responsable a la hora de plantear el guión. Mangoré se merecía mucho más que un “divague de artista”. Desaprovechó a un actor tremendo como Alcázar, desaprovechó a Berta Rojas y ni hablar de las partituras del mismo Mangoré.

Espero que Luis Vera, en vez de tratar de encontrar demonios, comprenda que la polémica en torno a su película es mínima frente a lo que hubiera existido si hacía una cinta en otro país y tocaba a una figura emblemática de la manera tan superficial como lo hizo con Barrios.

Escribiendo cartas y tirando “mierda” a otras películas nacionales, no va a llegar a nada.

Para continuar leyendo, registrate gratis.
Registrate GRATIS ingresando tus datos.*

A este número de celular te enviaremos el código de activación.

¿Ya estás registrado? Hacé click aquí.

  • Acceso completo a todas las publicaciones del día, sin restricciones.
  • Información al instante, de todas las novedades, primicias y las historias más compartidas.
  • Además, accedés a videos, fotos y artículos de todo lo publicado anteriormente en el portal.

¿Porqué cobramos suscripción?

(*) Gratis por 7 días.