Kiko retrató al “Chavo”: “El programa tiene una cualidad muy grande, es sano, nunca dijimos groserías”

La llegada. Foto: Ludmila Cruzans.
La llegada. Foto: Ludmila Cruzans.

Kiko brindó una conferencia de prensa el hotel del Yacht y Golf Club Paraguayo. Al inicio de su llegada saludó a cada uno de los presentes, estrechando las manos. Lo acompañó su esposa.

Carlos Villagrán. Foto: Ludmila Cruzans.
Carlos Villagrán. Foto: Ludmila Cruzans.

Cuando Juan Carlos Samaniego daba pie a la Conferencia, el actor lo interrumpió diciendo: “¡Ya cállate, cállate, que me desesperas! Su última venida fue en 1981, luego de 36 años. El Show que presento es el Kiko eterno. La gente quiere ir a ver al Kiko y es para toda la familia. A través de eso, hacer reír a la gente, llevo 44 años, cuatro generaciones de hacer reír a la gente”, contó.

Kiko simpatizando con el público. Foto: Ludmila Cruzans.
Kiko simpatizando con el público. Foto: Ludmila Cruzans.

“Yo le llamo a ustedes (el público), vitamina. Es un empuje hacia adelante. Entonces eso me mantiene. Tengo 71 años. Nací el 12 de enero de 1944. Con tantas veces que hice a Kiko, yo me invertí. Soy un niño con un adulto dentro. Si tuviera que pagar lo que la vida me ha dado, no me alcanzaría la vida para hacerlo”, destacó.

Momento ameno. Foto: Ludmila Cruzans.
Momento ameno. Foto: Ludmila Cruzans.

“Están pasando el programa en Rusia, Arabia, Corea. Niños que no se parecen en nada a un niño latino. Nunca fomentamos violencia, eran puras tonterías. El programa tiene una cualidad muy grande, es sano; nunca nos vestimos de mujer, nunca dijimos groserías. Es un programa que lo vuelves a ver y nunca va a desaparecer”, ilustró.

Kiko interactuando. Foto: Ludmila Cruzans.
Kiko interactuando. Foto: Ludmila Cruzans.

“Los personajes existen. En cada edificio hay una vecindad, hay un Chavo. Porque son humanos”, añadió. “La humildad y la esperanza nos lleva al éxito”, resaltó. Luego comentó que está escribiendo un libro que se llamará ´Eternas gracias´. “Es un anecdotario de todo lo que me ha pasado, que estoy haciendo con mi esposa”.

Carlos Villagrán cantando. Foto: Ludmila Cruzans.
Carlos Villagrán cantando. Foto: Ludmila Cruzans.

Aclaró que no estuvo pedigüeño, como señaló una publicación del Diario Crónica: “Lo voy leyendo, me lo mandaron de Chile. Salió que yo hacía una serie de peticiones. Una docena de pelotas, y nada más necesito una. Una habitación con vista al río. Nada que ver. Mi habitación no tiene vista al río”, relató.

Serenata. Foto: Ludmila Cruzans.
Serenata. Foto: Ludmila Cruzans.

“Crean una imagen que no es cierto y la gente que tiene arriba a Kiko, dirán: ¡qué sangrón es este tipo, qué pesado! Lo único que pedí para que sepan son dos botellas de agua, un tapete y un espejo. Yo no pido whisky, ni bebida, ni droga. Mi orgullo es que todo lo que hice en mi vida es hacer reír a la gente”, indicó.

Entrega de la estatuilla. Foto: Ludmila Cruzans.
Entrega de la estatuilla. Foto: Ludmila Cruzans.

Finalizó con una serenata a ritmo de ´Recuerdos de Ypacaraí´, donde también el humorista lo entonaba y la entrega de una estatuilla homenaje con la Gratitud y Reconocimiento, por parte del programa Sin Límites Musicales, emitido los domingos a la mañana por Canal 13.

Para continuar leyendo, registrate gratis.
Registrate GRATIS ingresando tus datos.*

A este número de celular te enviaremos el código de activación.

¿Ya estás registrado? Hacé click aquí.

  • Acceso completo a todas las publicaciones del día, sin restricciones.
  • Información al instante, de todas las novedades, primicias y las historias más compartidas.
  • Además, accedés a videos, fotos y artículos de todo lo publicado anteriormente en el portal.

¿Porqué cobramos suscripción?

(*) Gratis por 7 días.