Dallys Ferreira cuenta la experiencia vivida con Gerardo Sofovich

La actriz, modelo y vedette expone a Epa! sus recuerdos sobre el fallecido productor y director, con quien, a su decir, tuvo el privilegio de trabajar y conocer.

Dallys Ferreira y Gerardo Sofovich. Foto: Gentileza de la entrevistada.

Dallys nos cuenta como conoció al productor teatral y la experiencia que la llevó a ser una de las elegidas musas.

“A Gerardo lo conocí en Argentina, había trabajado con Jorge Guinzburg. Florencia De La V encabezaba, había tenido muy buena onda en ese entonces con Florencia y después de hacer esa revista Florencia vuelve con Gerardo. Y le dice que había conocido a una paraguaya que se llamaba Dallys Ferreira. Que le gustaba muchísimo y le parecía que tenía talento y condiciones. A Florencia le gustaba la idea de sumarme. Entonces me llamó Florencia y me dijo que habló con Gerardo y querían trabajar conmigo. ‘Ponete linda porque a Gerardo le gusta ver a las mujeres lindas y producidas’, decía. Y andate junto a él. Él estaba en su programa en América. Era una especie de casting, él me iba a hacer la propuesta para trabajar juntos. Fui a América, fui toda producida, arreglada y tuve la oportunidad de conocerlo, fue todo un caballero conmigo. En ese entonces me habló, me peguntó que hacía”, relató.

“Me contó que Florencia le había hablado muy bien de mí. Dijo que me había visto en un programa y que le parecía una persona interesante para el teatro porque yo si bien estaba dando mis primeros pasos en Argentina, era una desconocida y era ‘esta chica de dónde salió, quién era’.  Y me había hecho la propuesta. Solo que en ese entonces todo el mundo hablaba de Gerardo y contaban lo cabrón que era. Por ahí en algún aspecto hasta maltratador. Y si no cumplías o no llenabas las expectativas de él trabajando, eso me espantó, me asustó. Dije, ¡uy!, si yo me voy a trabajar con él. Aparte era un tipo muy importante, muy influyente. Me daba miedo, te estoy hablando de cuando llegué recién, tenía 21 años. Hoy tengo 30. Y si me metía a trabajar me iba a pelear y ya iba a ser un tipo en contra de mí. En ese entonces creo que Diferente se llamaba la obra que se hizo en calle Corrientes, rechacé la oferta, no le dije los motivos reales pero el motivo era ese. Yo tengo un carácter fuerte, no soy una persona que me calle cuando algo no me gusta y me trate mal”, añadió.

Dallys dialogando con Gerardo. Foto: Gentileza de la entrevistada.

“Y después los años nos volvieron a unir. El tenía una cierta debilidad. Él cuando quiere algo, quiere y yo tenía esta cosa de trabajar con él.  Me llamaron para otra obra, me llamó Nazarena Velez, no recuerdo ahora el nombre de la obra. Algo de Pistola, y Nazarena me dice que Gerardo quería que trabajemos juntas. Nazarena es alguien que siempre me llamó para trabajar juntas y todavía no se dio. Yo tenía también otra propuesta y terminé inclinándome por otra obra. Hasta que no hace muchos años, creo que dos años, creo que me llama personalmente Gerardo que a mí me dejó muda y me llama para reunirnos y para hablar sobre un proyecto que él quería que yo encabezara junto a otros cómicos que son Renée Bertrand y Toti Ciliberto, y yo ya había trabajado con ellos”, reveló.

“A mí me había pasado que con gente que había trabajado conmigo en otras obras, después se juntaban conmigo y me decían que hablaban bien de mí y dijo, bueno, esta chica tiene que venir. Nos juntamos, el fue muy caballero y un hombre con mucha autoridad cuando te habla, hasta te inhibe, tiene una personalidad fuerte, de importancia. Me pasó también con Marcelo Tinelli, con muy pocos, gente grande que te intimida. Me hizo la propuesta de hacer La peluquería de don Mateo, que iba ir por Magazine, me encantó la propuesta y también yo con los años me hice más madura, crecí más. Antes era muy chiquita, entonces sentí como que si iba a trabajar con él, no iba a poder controlarme. Pero me llevé una gran sorpresa con Gerardo”, declaró.

Dallys recordó emotivamente a quien llamaban "el ruso". Foto: Gentileza de la entrevistada.

El recuerdo de Gerardo y su legado.

“Por todo lo que él es. Por todo lo que construyó. Por todo lo que realizó. Por todo lo que fue. Por su integridad, su talento, su inteligencia, su generosidad y en lo cabrón exigente extremado que era. Es un hombre que va a quedar en la historia. Gracias a Dios tuve la gratitud de formar parte de su vida”, expuso.

“Es un hombre tan rico, tan rico charlar con él. Viste cuando decís que es un gran maestro, no podía perder ningún segundo de compartir por lo menos un rato con él, tomar un café. Me acuerdo que tenía un camarín enorme que a mí me prestaba también para cambiarme y también  los cómicos. Charlábamos y me contaba sobre su hermano. Sobre sus peleas, sus juicios. Sobre sus logros, sobre su historia”, recordó.

Elendo de La peluquería de don Mateo. Foto: Gentileza de la entrevistada.

“Tuve el privilegio de escucharlo y compartir. Sentía el respeto de él hacia mí. Incluso me pasaba que no podía grabar todos los días porque estaba estudiando teatro y me llamaban en medio de mis clases. Me decía, pero dónde estás, y le explicaba que yo ya había hablado con la productora. Y me decía: ¿Pero que estás haciendo?, estudio teatro, y con quién me decía. No pierdas tiempo, vení acá yo te enseño me decía. No tenés nada que estudiar, yo te enseño. Siempre me llamaba para ir a cenar. Me ha llamado, me ha enviado mensaje después de ya no trabajar más juntos. Cuando sucedió lo de mi hermano. Se ofreció a lo que yo necesitara. Después de La Peluquería de don Mateo me ha llamado para sumarme a La noche del domingo. Después me habían llamado para encabezar con otras chicas una comedia musical para la calle Corrientes y le dije, pero Gerardo yo canto muy mal. Pero no importa, ese es el personaje, te voy a dar un personaje gracioso. La verdad que era un hombre de visión que sabía lo que quería. Tuve el privilegio de tener el respeto y la aceptación de él. Estoy en esta carrera que amo, que crezco cada día. Yo veía en La Peluquería como las hacía repetir a las chicas 10 veces hasta que le salga la letra. Se ponían re nerviosas”, comentó.

La peluquería de don Mateo, si bien, iba por Magazine, es un canal de cable pero muy visto. Tenía muy buen rating. Nos iba súper bien, duró bastante y después decidieron levantar el programa pero no por el programa en sí, sino por Gerardo. Era un desgaste muy grande para Gerardo. El quería estar en todas las grabaciones y por ahí era mucho tiempo y era un esfuerzo físico muy grande para él. Lo iba a dañar en su salud”, finalizó.

 

Para continuar leyendo, registrate gratis.
Registrate GRATIS ingresando tus datos.*

A este número de celular te enviaremos el código de activación.

¿Ya estás registrado? Hacé click aquí.

  • Acceso completo a todas las publicaciones del día, sin restricciones.
  • Información al instante, de todas las novedades, primicias y las historias más compartidas.
  • Además, accedés a videos, fotos y artículos de todo lo publicado anteriormente en el portal.

¿Porqué cobramos suscripción?

(*) Gratis por 7 días.