Mily la Kachorrita: “Me siento una ganadora plena y llena”

Luego de haberse consagrado campeona de la octava temporada de Yingo, Mily la Kachorrita habló con Epa! y comentó estar muy feliz y emocionada por el logro alcanzado. “Yo no creo todavía, es como un sueño. Tengo un cero kilómetro para regalar a mi papá que es lo que más quise, eso yo todavía no puedo creer” confesó.

La Kachorrita es la nueva campeona de Yingo. (Foto: Marcos Mena)

¿Qué sentís?

Realmente yo todavía no puedo asimilar, yo no creo todavía, es como un sueño. Es como si fuera un día normal, tengo que levantarme dentro de un rato para irme al canal, llevar mi bolsón, mi plata, mi comida, ensayar. Para mí todavía no terminó ésta temporada, fue realmente lo máximo.

¿Qué sentiste al recibir las notas en la parte artística?

Cuando me dieron el ocho, pensé que tengo adversarios muy difíciles porque tenían sus montajes muy lindos pero también dije que yo me preocupé en el montaje más que otra cosa. En el baile yo sabía que el mío podía pelear por el primer puesto porque la profe Olga Doldán me dijo que daba como para el primer lugar o segundo.

A su papá le regaló el auto Mily. (Foto: Marcos Mena)

¿Qué significó la presencia de tu familia en piso?

Ellos me trajeron suerte. En cada segmento de la competencia yo me iba a pedirle la bendición, antes de cada prueba, yo creo que eso me dio mucha suerte.

¿Qué dijo tu papá cuando le entregaste las llaves?

Nos fuimos a comer lomito después del programa y es como que ahí recién él asimiló, estaba aéreo igual que yo. Cuando yo agarré la llave, yo no podía sentir. Estaba temblando mi mano y sentí como un frío, lo único que quería era estar dentro del auto y decirle papá esto es para vos. No puedo creer que a mis 19 años puedo tener un auto cero kilómetro y que le puedo brindar a una de las personas más importantes de mi vida.

¿Ellos también sintieron que el esfuerzo valió la pena?

Sí, totalmente, a pesar de que mucho tiempo estuve sin irme a casa. Me fui dos veces por ahí pero parecía nada porque me quedaba apenas un día porque no podía faltar más y ya volvía.

Baile de Mily. (Foto: Marcos Mena)

¿Sentís que la temporada pasada fue como un ensayo para ésta?

La verdad que yo no tomaba muy en serio la temporada pasada porque yo pensaba que no iba a llegar a la final porque decía que era la más débil. Después pasaron muchas sentencias y al final llegué, casi gané. Entonces ahora dije que podía ganar, yo sabía que no iba a poder competir en votos contra Will, Osmar y Felipe porque tienen apoyo de su manager y Felipe de su familia. Un mes de seguido me fui a la terminal a pedir votos y plata y eso me ayudó muchísimo en la semifinal y final, era lo único que me faltaba asegurar porque yo estaba muy confiada en mi canto y baile.

¿Qué te dejó como enseñanza Yingo?

A no confiar en nadie prácticamente en esta temporada. Estuve había sido entre muchas caretas. Yo siempre demostré con hechos lo que valgo, no sólo palabas. Soy una persona sincera y luchadora, no como otras que tenían que inventar mentiras para hacerme quedar mal con la producción y dirección del programa. Con este primer lugar demuestro que con esfuerzo y sacrificio, llegué a la final.

¿Volviste con Blas?

Estamos otra vez juntos, estamos hablando con su familia nuevamente por todo el problema que pasamos. Su mamá y sus hermanas me brindaron todo su apoyo, salieron a pedir votos conmigo en La Costanera de Encarnación, eso también quiero agradecer. También a mis tías, a mi mamá. Blas no es mi novio, ya es mi familia, después de 3 años de noviazgo.

¿Qué se viene ahora?

La verdad que quiero por lo menos un mes de vacaciones para disfrutar con mi familia. Porque tengo muchos shows, hay muchas cosas que podemos hablar con Laura Brítez (Directora General de Yingo) y me pueden ver mucho tiempo todavía por el canal.

La campeona con su premio, el auto. (Foto: Marcos Mena)

¿Éste premio te abrirá más puertas?

Por supuesto. Cuando yo gané Rojito el primer lugar, recuerdo que tenía más trabajo. Yo cantaba con una guitarra y a veces con pista, tenía trabajo por doquier, en festivales, cumpleaños y en ese entonces era solamente Milagros. Hoy en día soy la Kachorrita, una productora atrás y que soy campeona de Yingo de la octava temporada, una de las temporadas más difíciles, me imagino que no voy a descansar un segundo, voy a tener muchísimo más trabajo. A mí me gusta trabajar nomas, yo soy feliz trabajando.

¿Qué significa para vos ser la segunda mujer campeona?

Me siento una ganadora plena, llena y nadie me puede sacar ahora porque me esforcé muchísimo. Dormía a veces dos horas al día, nadie sabe eso.

Para continuar leyendo, registrate gratis.
Registrate GRATIS ingresando tus datos.*

A este número de celular te enviaremos el código de activación.

¿Ya estás registrado? Hacé click aquí.

  • Acceso completo a todas las publicaciones del día, sin restricciones.
  • Información al instante, de todas las novedades, primicias y las historias más compartidas.
  • Además, accedés a videos, fotos y artículos de todo lo publicado anteriormente en el portal.

¿Porqué cobramos suscripción?

(*) Gratis por 7 días.