Ariel Gómez: “Solo quería tirarme y llorar de dolor”

Tras ser eliminado de Yingo, el Dj habló con Epa! sobre su lesión y la pérdida de su compañera de 11 años, Sawda.

El pasado viernes, Ariel Gómez, fue eliminado de Yingo. Foto: Instagram Ariel Gómez.

“Todo mal”, arrancó diciendo Ariel Gómez.

“Tuve una semana fatídica, parecería una tontería pero ese miércoles ya empecé con mala suerte. Debido a que soy el capitán, nosotros ya sondeamos quiénes podrían ir a sentencia. Yo no estaba en los planes. Esa noche mi perra estaba agonizando, al siguiente día a las ocho de la mañana la llevé al veterinario porque murió a la madrugada. Así que el jueves ya estaba liquidado. En todas las temporadas nunca me pasó. Es la primera vez, quise llamar para pedir permiso. – ¿No querés que llame yo?, me decía mi mamá. Jamás presenté reposo y esto lo saben. No tenía ganas de cantar, ni de bailar. Lo hice porque ya lo habíamos armado todo”, relató.

“En la trampa cultural me lastimé, sentí que la rodilla se me fue de lugar, es inexplicable el dolor. No podía más seguir, me lastimé la rodilla, que en realidad debo operar. Pero tengo un problema en la sangre que me lo impide. En vez de estar ocho meses de reposo, prefiero trabajar, es mi pensamiento, aparte soy hiperactivo. Tengo tres nudos en la rodilla, es una triple rotura, con un miembro roto. Son dos cartílagos que me sostienen”, reveló.

Tuit comunicando la tristeza de perder a Sawda. Captura Twitter.

“Trastornado por el dolor, ahí dije – ¡Yo me voy! Canté, intenté. Pero de todas maneras tuve el apoyo de mis compañeros, que ahora se sienten descompaginados porque se fue el capitán, dependían mucho de mí. Se que me necesitarán. Para todo era Ariel. Perdí la letra. Ya nada tenía sentido. Con el baile pude estirar algo. En el circuito me equivoqué, solté la cuerda por error. Estaba predestinado. Ya sabía que estaba fuera. En el programa me preguntaron sobre la posibilidad de inyectarme algo, pero no te puedo explicar. Solo quería tirarme y llorar de dolor. Me preguntaron que haría. Yo soy protestón  pero soy justo. Por lo tanto seguí, pese al dolor”, ilustró.

Ariel Gómez, con uno de los Shar Pei. Foto: Instagram Ariel Gómez.

“Ahora me preparo para el repechaje. Confío en la gente, no tengo mánager, así que estoy a merced del voto de la gente. Yo no sé de donde salen los que me tiran mala onda en las redes sociales porque en la calle es distinto, no pasó ninguna persona que me tire mala onda. Lo de mi perrita me complicó. Es una Shar Pei, se llamaba Sawda, fue mi compañía de once años. Lamentablemente no son para siempre, los animales viven menos tiempo que nosotros. Me pasó también con un pastor alemán, en aquel entonces me deprimí”, finalizó.

Para continuar leyendo, registrate gratis.
Registrate GRATIS ingresando tus datos.*

A este número de celular te enviaremos el código de activación.

¿Ya estás registrado? Hacé click aquí.

  • Acceso completo a todas las publicaciones del día, sin restricciones.
  • Información al instante, de todas las novedades, primicias y las historias más compartidas.
  • Además, accedés a videos, fotos y artículos de todo lo publicado anteriormente en el portal.

¿Porqué cobramos suscripción?

(*) Gratis por 7 días.