Radiografía de las parejas del Baila

Una mirada al show donde la complacencia del jurado ante ciertas circunstancias, opaca la diversión. ¿Talento? ¿Show? ¿Actuación? ¿Qué prima exactamente? Un análisis del rol de cada pareja de baile de uno de los programas más vistos de la televisión paraguaya.

por JUAN MANUEL SALINAS A.

La continuidad de los participantes en programas como Baila Conmigo Paraguay depende de muchos factores. Rating de las parejas, show en vivo, presencia fuerte en escena, juego mediático y, por supuesto, en este caso, algo de baile.

Baila Conmigo Paraguay irá hasta fin de año. Esto hace que en esta etapa, comiencen a perfilarse las parejas fuertes.

Lo curioso es que el jurado, le exige más a algunas parejas que a otras. ¿Tiene que ver con el rol de la pareja o de cierto favoritismo?

Analicemos en profundidad.

Marilina Bogado y Dani Selva

La cantante tiene muchos seguidores. Pero sus presentaciones llaman la atención solo porque es Marilina. Ante esto, y teniendo en cuenta que fue la campeona el año pasado, el jurado le exige una mayor presencia, sobre todo Milva Gauto que no para de pedirle que se “despierte”. Sus previas son bajas, con “pocas luces”, lo que hace lento sus entradas. En el baile no aporta gran cosa tampoco. Pero las veces que está sentenciada, el jurado siempre la salva.

Marilina Bogado y Dani Selva

Ana Laura Chamorro y Joy Aquino

Con Ana Laura ocurre algo extraño. En calidad de show la modelo suma poco y nada. Curiosamente, el jurado le arma las previas haciéndole participar con preguntas y halagos. Sin ese apoyo, Ana Laura quedaría sola con un resultado similar al de Marilina. Está sobre valorada por un jurado que hizo que la misma nunca haya ido al teléfono y pocas veces a sentencia. Al punto que cuando se le iba a votar en sala de sentencia, el jurado vetó los votos afirmando sin pruebas que existía un complot.

Carmiña Massi y Edgar Camarasa

Carmiña siempre da que hablar. En este caso más porque baila con su novio Edgar Camarasa, figura fuerte debido a su grupo musical. Sus previas cargadas de polémicas, al igual que sus constantes roces con el jurado y algunos participantes, la mantienen siempre en boca de todos. Bailando aportan muy poco. Pese a ello, el jurado siempre salva a la pareja de ir al teléfono.

Pati Ginzo y Fran Arce

Ingresaron a mitad de temporada. Las figuras de noticieros que participan en este tipo de programas siempre llaman la atención. Pati sabe sostenerse en piso y discutir sin perder la calma debido a su facilidad de palabra. Tiene falencias en el baile, pero está acompañada de un bailarín profesional con coreos que saben explotar lo que a ella mejor le sale; la actuación. Además, de no bailar nada, pasó a lograr presentaciones interesantes, pese a que algunos miembros del jurado no miren este punto. También suele ser salvada de ir al teléfono.

Pati Ginzo y Fran Arce.

Jennifer Ruiz Díaz y Cristian “Rasta” Giménez

La modelo aporta poco y nada. Casi no habla, y en muchas ocasiones el jurado le hizo las previas dándole conversación. En el baile no tuvo pasos interesantes. Pero sigue en la competencia habiendo pasado algunos obstáculos. Está acompañada por Rasta, que su característica es que sabe adecuarse a la pareja que le toca.

Fernando Pérez y Patilu Giangreco

Fer hace siempre lo mismo. Entra, canta alguna cumbia y simula que sabe de género musicales, como cuando tocó unos tamboriles afirmando que era murga. No sólo marcó el ritmo equivocado, sino que confundió murga con comparsa.

Bailando tiene sus momentos. Baila con una bailarina con experiencia, aunque algo insulsa. En muchas ocasiones también fue sobrevalorado. Solo Milva Gauto una vez le dijo que siempre hace lo mismo.

Josema López y Mariela Bogado

Casi igual que Fer. Entra, canta y ahí terminó su previa. Baila con Mariela, hermana de Marilina. Siguen en competencia sólo por ese detalle.

Larissa Riquelme y Jorge Samaniego

Larissa ingresa al set con mucha personalidad. Baila con Jorge, quien tiene una larga experiencia en danza. Pero ambos son menos de los que prometen en sus previas. Un ejemplo fue cuando bailaron el synchro dance, donde en busca de algo sofisticado Jorge bailó con zapatos con tacos sin éxito. Parecía que iba “pisando huevo”. Se mantienen en el programa por la carga publicitaria de Larissa.

Larissa Riquelme y Jorge Samaniego durante una de sus presentaciones.

Jessica Torres y Diego Achar

Son los mejores bailando. También logran previas interesantes, incluyendo polémicas en torno a las peleas entre Jessica y Milva. Pero tal vez la prolijidad en sus presentaciones no sean suficientes para un formato como el Baila. De todas maneras, aportan buenos shows.

Gloria Jara y David Dionich

Gloria ingresó reemplazando a Guadalupe González, a quien el jurado también ayudaba a hacer las previas, ya que ella casi no hablaba. David en su estilo sobre actuado es poco lo que aportaba, pero lograba cierta complacencia por parte del jurado. El ingreso de Gloria vino a fortalecer a un David que perdía tiempo en idear historias de falso romance con Guadalupe. Igual, la pareja aún es floja y es poco lo que aporta al show.

 

Jorge Moliniers y Andrea Quattrocchi

Se esperaba más de ellos, ya que siempre se promocionaron como la pareja que iba dar calidad de baile al programa. Sin embargo, no han tenido mucho brillo. En un momento, la polémica en torno al Bailando de Argentina por su participación de Jorge en el Baila de acá, pareció consolidarlo. Pero luego la pareja se “desinfló”. En el medio apareció Magui Bravi, ex pareja de baile de Jorge en Buenos Aires, con una presentación interesante, pero normal en cuanto a danza se refiere. Eso sí, el jurado cegado por el “producto Tinelli” no ahorró halagos exagerados como si se tratara de la primera bailarina del teatro Colón.

Monchi y Macarena Avalos

También ingresaron a mitad de temporada. El Monchi juega con su figura caricaturesca y apela al humor que siempre genera una persona de sobre peso moviéndose. También logra un eco mostrando aspectos de su vida privada, como la vez que le pidió casamiento a su pareja en vivo. En el baile se sostiene bien con Macarena que pone la cuota de baile que necesitan. Aportan al show seduciendo al público popular, igual que Marilina.

Simone Villar y Nenecho Rodríguez

Simone ingresó a mitad de temporada con el rótulo de “nueva novia de mundial”. Baila poco, sus previas no dicen nada porque la modelo abre la boca y justamente, “no dice nada”. Nenecho sin embargo es una suerte de Maxi Campana con menos años. Logra ciertos puntos graciosos, planteando complejas situaciones que de alguna manera “salvan el momento”.

 

Para continuar leyendo, registrate gratis.
Registrate GRATIS ingresando tus datos.*

A este número de celular te enviaremos el código de activación.

¿Ya estás registrado? Hacé click aquí.

  • Acceso completo a todas las publicaciones del día, sin restricciones.
  • Información al instante, de todas las novedades, primicias y las historias más compartidas.
  • Además, accedés a videos, fotos y artículos de todo lo publicado anteriormente en el portal.

¿Porqué cobramos suscripción?

(*) Gratis por 7 días.