Marly Figueredo: “Soy prácticamente stroessnista”

La modelo publicó en su cuenta de Twitter la frase: “Éramos felices”, con una foto del General Alfredo Stroessner. Afirmó que en esos años, reinaba la seguridad. Por otro lado, comentó acerca de los roces en la obra Ñandejara Sapatu Taco, donde interpreta a una vedette.

Marly Figueredo. Foto: Facebook.

“Esa es una frase tradicional que se decía ‘Éramos felices’. Porque ahora hay más violencia que antes. Antes con mano dura se solucionaba todo. Soy prácticamente stroessnista. Me encanta la política. Amo la política. Tengo millones de propuestas en Ciudad del Este. En mi entorno son todos colorados. La gente me sigue, me conoce. Ya me hice respetar”, expresó.

“Además, me gusta ayudar a la gente. Siempre ayudo. Nací para esto. Si tuviera recursos ayudaría a todo el mundo. Estoy entre decisiones porque no puedo mezclar mi profesión de modelo con la política. El paraguayo quiere todo fácil. Yo quiero enseñar que con esfuerzo se consiguen las cosas. Mi papá fue concejal por dos periodos. Tengo parientes colorados”, sostuvo.

“Estoy decidiéndome entre dos profesiones. Seguía Nutrición, pero ahora creo que voy seguir la carrera de Ciencias Políticas. Tengo gente que me sigue, contactos. Conozco trabajadores sociales. Creo que nada es imposible para el que tiene buenas intenciones”, explicó.

Captura del mensaje de Marly, subido al WhatsApp, luego en su cuenta de Twitter.

Con respecto a la obra, comentó que están aprendiendo a convivir. Como era de esperar, surgieron los roces.

“Hay mucha expectativa acerca de la obra. Es la primera obra paraguaya que se estrenará en el teatro Guaraní. El elenco está conformado por Lilian Ruíz, Jennifer Ruiz Díaz, Ana Laura Chamorro y yo. Ana Laura es 0 stress. Yo me llevo super bien con Ana Laura”, manifestó.

“Hay algunos roces. Algunas no quieren admitir sus errores. Por ejemplo Jenny le responde a Gustavo Cabañas y me parece que a tu jefe no tenés que responderle así, sino hacer lo que te dice. Es difícil la convivencia. A mí también me quieren mandar al frente, a veces llego tarde y Lilian dice: −Marly todavía no llega, Marly todavía no llega. Si no cuando no me sale la coreografía me indican los errores. Es más que nada una lucha de egos y protagonismo. Cada una sabe de la gente que tiene de su lado. Su trayectoria. Sé lo que valgo. Por algo me convocaron. Me parece que es la educación que uno trae de su casa. Yo sé dividir trabajo y vida privada”, expuso.

Para continuar leyendo, registrate gratis.
Registrate GRATIS ingresando tus datos.*

A este número de celular te enviaremos el código de activación.

¿Ya estás registrado? Hacé click aquí.

  • Acceso completo a todas las publicaciones del día, sin restricciones.
  • Información al instante, de todas las novedades, primicias y las historias más compartidas.
  • Además, accedés a videos, fotos y artículos de todo lo publicado anteriormente en el portal.

¿Porqué cobramos suscripción?

(*) Gratis por 7 días.