Yingo, el jurado y el “no beso” de Mily, la kchorrita

El jurado del programa reclamó recientemente a la cantante y a su compañero, que tuvieron que haberse besado en el cierre de su reciente puesta, cuando ni la letra de la canción y el concepto de la presentación lo justificaba.

Parte del final de la presentación de Mily y Jorge. Foto: Marcos Mena.

por JUAN MANUEL SALINAS A.

Es importante cuando se analiza una puesta, tratar de entender la historia que se narra. Y eso, puede partir desde la letra de la canción que se interpreta a la expresión corporal.

Mily, La Kchorrita entonó el clásico Spending My Time, de Roxette en su última presentación en Yingo, acompañada de un bailarín. La puesta culminó en un acercamiento entre ambos, casi besándose.

La cuestión habría quedado allí, si no fuera que Jorge, el bailarín, manifestó que la coreografía tuvo que haber terminado en un beso. Fue el puntal que tomó el jurado, que dudo que se haya dado cuenta de la cuestión si el bailarín no hablaba, para reclamarle eso a la pareja.

Emilio Marín expuso que tienen que aprender a dar un beso de televisión, mientras que Lorena Arias habló de “partir la boca” y “aprovechar la juventud”. Vaya saber qué quiso decir con eso.

Héctor Riveros también tomó esa postura.

Pero lo que el jurado manifestó como error, creo que fue en realidad un cierre positivo a una presentación débil. Si bien la falla de la pareja radicó  en la excesiva energía de Jorge, que no logró seguir a la cantante, el final del “no beso”, dio el toque que necesitaba la puesta, partiendo de lo que habla la canción. El tema narra un amor derrotado. Plantea la soledad de una joven que reflexiona ante la ausencia de la persona a la que ama.

“Estoy pasando el tiempo. Viendo el sol caer. Me duermo con el sonido de ‘Lágrimas de un payaso’. Una plegaria cegada”, reza la letra. El personaje sufre, porque ya no está con quien ama.

“Pasando el tiempo, viendo los días pasar. Sintiéndome tan pequeña, miro la pared esperando que pienses en mí también”.

Es el fracaso, la frustración por la relación que fue a pique y que ahora debe sostenerse en la secuela. El beso, no tuvo que haber estado nunca. El mantenerse pegados, mirándose sin consumar el beso, retrata metafóricamente el dolor por la ausencia. El error hubiera sido justamente el beso. Además, iba a ser una presentación más de televisión. Personalmente, estoy harto de los besos “porque sí” en programas de competencias. Se hizo en Rojo, varias veces en Yingo, infinidad de veces en el Baila. ¿Por qué apelar a ello si la misma canción y el concepto no lo justifica? Lo que no me explico es por qué el jurado reclamó tanto el beso como si se tratara de clases de actuación con el sistema Stanislavski. ¿Aprender a dar un beso en televisión? ¿Aprovechar la juventud? ¿De qué estaban hablando?

La presentación de Mily y Jorge culminó en un acercamiento que daba un cierre abierto. A un beso que pudo ser y no fue. Mily cantaba, mientras él, simbolizando el fantasma atormentado de la protagonista, danzaba alrededor acentuando el dolor.

Que el jurado haya reclamado lo trillado, sin pensar primero si lo justificaba, me parece que fue una metida de pata por no entender la puesta.

Recuerdo un caso parecido, cuando el jurado del Baila, hace dos años, no comprendió la historia que narraba la coreografía que bailó Paloma Ferreira y Christian Giménez, donde se planteaba el aborto. Difiere en que Mily y Jorge plantearon el beso en un inicio. No lo consumaron, pero se equivocaron en asumirlo como un error. De esta forma le dieron “letra” al jurado, lo que demuestra que los chicos tampoco comprendieron que el final ideal era justamente, no besarse.

Una pena.

 

Para continuar leyendo, registrate gratis.
Registrate GRATIS ingresando tus datos.*

A este número de celular te enviaremos el código de activación.

¿Ya estás registrado? Hacé click aquí.

  • Acceso completo a todas las publicaciones del día, sin restricciones.
  • Información al instante, de todas las novedades, primicias y las historias más compartidas.
  • Además, accedés a videos, fotos y artículos de todo lo publicado anteriormente en el portal.

¿Porqué cobramos suscripción?

(*) Gratis por 7 días.