El juez, la modelo y los opinantes estúpidos

Luego de estallar el escándalo del juez, muchas personas no supieron ver “más allá”. Una reflexión acerca de la estupidez popular.

por JUAN MANUEL SALINAS A.

Siempre resulta llamativo cuando aspectos sencillos no se comprenden. Una constante en la era de las redes sociales, donde muchos opinantes lanzan sus reflexiones sin preguntarse siquiera si lo que están escribiendo tiene algún tipo de sentido.

Tenemos ahora el caso del juez y la modelo Gabi Wolscham que generó toda clase de comentarios.

Lo interesante de esto fue la postura de muchas personas, hombres y mujeres por igual, que pese a las publicaciones y las explicaciones de profesionales, nunca terminaron de comprender la falta del juez Pereira Saguier.

A esta altura todos conocemos el caso. Un pleito judicial de una modelo con su ex por el régimen de relacionamiento. Un juez que maneja la causa y que le envía a la modelo sus fotos en ropa interior, incluyendo la de su pene. Y por último, una denuncia por acoso sexual realizada por la modelo. La misma, muy hábil, logró grabar una conversación, al igual que guardar las capturas de las conversaciones vía chat de celular.

El lado mediático son las fotos y los mensajes, como era de esperar. Entonces, salieron los comentarios de los estúpidos y estúpidas que nunca entendieron el fondo y no supieron mirar más allá del lado sexual. Las opiniones sorprenden por la “estrechez mental”.

Juez Guillermo Pereira Saguier. Foto: Diario abc color.

El mal análisis reflexionaba sobre si Gabi fue la que lo “provocó”. O también, esto vino de muchas mujeres en las redes, del porqué Gabi le siguió la corriente cuando pudo haber “frenado” la cuestión desde un inicio.

La respuesta es simple y me sorprende que haya tanta falta de sal yodada.

La modelo tiene un juicio con su ex pareja. El juez, es el que lleva la causa. Por ende, el mismo no puede hablar con ninguna de las partes. El juez al sólo llamarla y decirle que la va ayudar, ya está teniendo un mal desempeño. Se supone que un juez no debe ayudar a nadie cuando existe un juicio, por eso es juez. Y si ella lo llamó, es igual. El juez no puede estar analizando nada con una de las partes, valga la redundancia.

Pero el punto más grave es cuando en la grabación, Pereira Saguier le dice a Gabi lo siguiente: “Vamos a hacer algo, vos me vas anotar con tu letra y donde vos vas a firmar y vamos a llegar a un acuerdo juntos. Vos y yo, los días y la forma en que vos vas a querer. ¿Está?”

Lo que se comprende de esta frase, es que el juez le pidió a la modelo que le diga como quiere la sentencia. ¿Cómo el juez de una nación va a decirle a una de las partes que le dicte la sentencia con “su letra”?

Lo lamentable es que ante este hecho más claro que el agua, haya personas que sólo quieran debatir planteando quién buscó a quién. Obvio que  Gabi le siguió la corriente. Ella y el abogado, hicieron una jugada de “taquito”. Al ver que el juicio no avanzaba, por culpa aparentemente de este juez, lo dejaron en evidencia y lograron que quede fuera de la causa. Fin del debate.

Muchas personas deberían consumir altas cantidades de “sentido común”. Así las redes sociales se salvan de tantos escritos estúpidos.

Para continuar leyendo, registrate gratis.
Registrate GRATIS ingresando tus datos.*

A este número de celular te enviaremos el código de activación.

¿Ya estás registrado? Hacé click aquí.

  • Acceso completo a todas las publicaciones del día, sin restricciones.
  • Información al instante, de todas las novedades, primicias y las historias más compartidas.
  • Además, accedés a videos, fotos y artículos de todo lo publicado anteriormente en el portal.

¿Porqué cobramos suscripción?

(*) Gratis por 7 días.