La gran farsa romántica; David Dionich y Guadalupe González

La pareja, consciente de que aportan poco en Baila Conmigo Paraguay, decidieron desde mi óptica, montar el falso romance.

Guada González y David Dionich junto a Kike Casanova en una de las emisiones de Baila Conmigo Paraguay. Foto: Juan Manuel Salinas A.

por JUAN MANUEL SALINAS A.

Puedo equivocarme. Puede que sea real y que por escéptico no lo vea. No digo que no pueda ocurrir, pero de la forma como se viene dando me “huele” a un intento de juego mediático.

Me refiero puntualmente al aparente romance de David Dionich y Guadalupe González, ambos participantes de Baila Conmigo Paraguay.

Comprendamos que la televisión es un show y un negocio. Una industria que oficia de escape para el espectador, sobre todo con programas de entretenimiento como Baila Conmigo Paraguay y Yingo.

Guadalupe, Miss Universo Paraguay 2013, comenzó el certamen estando de novia. El mismo novio solía ir a sus presentaciones. David, vocalista de Los Verduleros y soltero, sólo era la pareja de baile, que daba la imagen de compañero comprensible.

Un buen día, el novio de Guadalupe se molestó por la presentación de Bachata, baile que se danza muy pegado, y terminó la relación. Salió entonces a luz que la pareja ya venía desgastada. Fue entonces cuando comenzó el show.

Mientras Guadalupe se mostraba cauta ante los medios, David, inició el show indirecto. Hablaba de ella a la prensa, decía que la apoyaba y, si bien siempre aclaró que sólo eran amigos, dejaba también un espacio para que la gente crea que en realidad sí existía un romance. El método era hacer este tipo de declaraciones. “Lo que veo y me gusta de ella es su forma de ser, de ahí a que pase algo el tiempo, ella y Dios lo decidirán. Juro que no escondo nada”, expresaba a este mismo medio. Puede leerse acá la entrevista.

Otro ejemplo es este otro comentario: “Si nos eliminamos, me va a poner muy triste no sentir esa cintura. Yo quiero seguir bailando con Guada”. Puede leerse acá.

Tapa de la revista TVO con David y Guadalupe juntos.

Pero el mayor golpe mediático llegó la semana pasada con la revista TVO donde los dos aparecen en tapa abrazados. Supuestamente un fotógrafo los capturó en la calle. El título es “¡Acusados!”

Pese a la tapa y las fotos, sigo sin creer y pienso más que nunca que todo es una farsa ideada por la misma pareja. Y voy a decir la razón.

Ningún medio en Paraguay tiene paparazzis. Los fotógrafos de prensa escrita se reparten las tareas en las diferentes secciones del medio, son muy pocos- contados con los dedos – los que son destinados a secciones específicas. Tampoco existe tiempo en los medios para que un fotógrafo siga a nuestras “figuritas”. A esto sumémosle que no existen tampoco los paparazzis independientes porque es difícil que un medio pague por fotos de famosos. A no ser que el material sea verdaderamente escandaloso. Un video porno, una imagen de infidelidad de alguien muy conocido. Ningún medio pagaría a un fotógrafo independiente por llevar una foto de David Dionich y Guadalupe González. Y no lo digo con maldad.

Tenemos también el detalle, que creo que es el más importante, que David y Guadalupe aparecen muy arreglados en las fotos que publicó la revista. Me cuesta creer que ambos salieron a la calle como cualquier día, tremendamente producidos. Sobre todo ella, que a “leguas”, se ve que salía recién de la peluquería junto a un David, también producido de arriba abajo. Y, lo que es más gracioso, así de “bonitos” se ponen a cambiar un neumático.

Y aquí no termina la cuestión. Analizando las fotografías encontramos que esas imágenes fueron tomadas desde una distancia corta. Las poses también son muy forzadas. David está duro como maniquí, mientras que Guadalupe lo abraza con el cuerpo tensionado. No es creíble.

David y Guadalupe, simulando mientras el fotógrafo captura las imágenes. Foto: Revista TVO

Para colmo, David hizo un último disparo buscando el eco mediático. Criticó a Jorge Moliniers tratándolo de un “principiante que canta”, logrando así, un avance en la tapa del diario Popular.

El tema es claro. David y Guada decidieron jugar con la cuestión porque les funciona en el programa. David aumenta su popularidad y Guadalupe salta su timidez porque casi no habla. Sin esta “historieta romántica”, la pareja iba a pasar sin pena ni gloria en el programa.

Ojo, no me parece mal, dejémoslo en claro. Hay que saber jugar, venderse y explotar el espacio mediático que se tiene. En ese sentido, felicito a David y Guada por montar esta nota.

Eso es entender de televisión.

Para continuar leyendo, registrate gratis.
Registrate GRATIS ingresando tus datos.*

A este número de celular te enviaremos el código de activación.

¿Ya estás registrado? Hacé click aquí.

  • Acceso completo a todas las publicaciones del día, sin restricciones.
  • Información al instante, de todas las novedades, primicias y las historias más compartidas.
  • Además, accedés a videos, fotos y artículos de todo lo publicado anteriormente en el portal.

¿Porqué cobramos suscripción?

(*) Gratis por 7 días.