Patricia Ponce de León; de España a Los Ángeles, de Los Ángeles a Paraguay

Actriz española radicada en Los Ángeles. Formó parte del elenco de la película Chávez; cage of glory, junto a Danny Trejo, que se estrenó en Asunción el año pasado. Tiene 23 años y una vida que bien podría ser una película. Viene a Paraguay a filmar su nuevo proyecto. Desde Los Ángeles, comparte con Epa! anécdotas y pensamientos. Se considera una persona creyente, “Sin ser católica a día de hoy no sería esta persona”, asegura.

Foto: Linsdey Day

 

Entrevista: Juan Manuel Salinas A.

 

En este lado del continente, su nombre suena a la vieja España. La de aquellos “cojonudos”, como dijo alguna vez el escritor Arturo Pérez Reverte, que cruzaron el océano para emprender una nueva vida en el nuevo mundo.

Pero Patricia Ponce de León no es “conquistadora” ni vive en los tiempos de la Reina Isabel de Castilla. Patricia es actriz, madrileña, pero radicada en Los Ángeles.

Tiene 23 años. Joven, pero con las palabras certeras a la hora de responder cada pregunta.

El año pasado la vimos en la película Chávez; Cage of Glory, que Filmagic (empresa representante de Disney en Paraguay) estrenó en los cines. Interpretaba a la novia fotógrafa del amigo del protagonista; Héctor Echavarría, quién también dirigió la cinta. El mismo estuvo en el estreno en el Shopping del Sol.

La cinta contaba con las actuaciones de Danny Trejo, el mismo de Machete y otros filmes de Robert Rodríguez, y Steven Bauer, recordado por encarnar a Manny Ribera en la legendaria Scarface.

Echavarría impulsa hoy Sin Salida, una nueva película rodada en Los Ángeles, Madrid y Asunción. Patricia, vuelve a formar parte del elenco.

Foto: Andrea Hachuel

En Paraguay te conocimos por la película Chávez; Cage of glory. ¿Cómo fue tu primer contacto con Héctor Echavarría?

A Héctor le conocí a través de un amigo con el que trabajé en España. Cuando preparaba mi viaje a Los Ángeles me encargué de estar lo más ocupada posible conociendo a gente. Nos reunimos y pusimos al día. Él ya sabía sobre el trabajo que yo había hecho en España. Parece quizás fuerza del destino, pero a Héctor le conocí precisamente justo poco tiempo antes de que surgiera la oportunidad para mi personaje en la película.

Ahora estarás también en la próxima película de Héctor. ¿Qué papel te vamos a ver interpretar?

Interpretaré a Macarena. Me encanta el personaje. Es una niña de la calle, muy vivida, echada para adelante. No tiene miedo prácticamente a nada ya que poco le queda por perder. Tiene buen corazón, se preocupa de aquellos que parecen buenas personas, aunque apenas les conozca. Lo que más me gustó cuando Héctor me ofreció el personaje, fue las ansias de aventura, riesgo y visión divertida de la vida que ella tiene.

Participaste de una tira en España muy exitosa. Amar es para siempre….  Te tocó formar parte del elenco.

Amar es para siempre fue la continuación de la serie Amar en tiempos Revueltos, pero emitida en diferente cadena. Yo comencé en la nueva emisión, durante su primera temporada. Para mí fue una buenísima oportunidad formar parte de esta serie ya que, como cuentas, tuvo – y aun tiene – mucho éxito. Me permitió estar en pantalla en horario de sobremesa y ha demostrado un recibimiento muy grande y continuado. Además coincidió con mi recién llegada a Los Ángeles. Me permitió tener una excusa para regresar durante unos mese a España, asimilar todo lo que había estado viviendo en cuatro meses en Estados Unidos y darme la energía necesaria para seguir adelante en mi profesión hacia América.

Foto: Cristina Recio

Pese a estar trabajando en España, decidiste tomar tus cosas e irte a Estado Unidos.  ¿Cómo se dio eso?

El momento de comprar el billete para irme a Los Ángeles fue la autentica decisión. Irme era algo que desde muy pequeña tenía en mente. He crecido trabajando como actriz. Los estudios y la actuación han sido mis pilares en cuanto a objetivos, por eso desde siempre consideraba que trabajar en España era parte de mi  camino, y con ese dinero podría irme fuera, para seguir creciendo. En un principio hablaba de Londres. Irme y estudiar más en Oxford, pero según iba avanzando en mi carrera, conociendo la industria, descubriendo los pros y contras de salir de España y llegar a otro sitio como una actriz española, me afianzaba más en la decisión de irme a Los Ángeles. Estudié arte dramático, y durante la carrera me fui también a Nueva York a estudiar. Varios profesores me dijeron que Los Ángeles era el sitio que encajaba con mis objetivos. Yo ya habría terminado la carrera de interpretación y llevaba tiempo trabajando así que si lo que quería era continuar haciéndolo, debía ir allí. Pero en el 2011 me quedaba un año más para terminar Dirección y Administración de Empresas, así que me centré en acabar la carrera cuanto antes, tener unas buenas prácticas en Coca-Cola e irme en cuanto fuera el momento adecuado.

No tomé la decisión de manera inmediata. Simplemente llegó el momento. Tenía que dar el siguiente paso.

En estados unidos, aparte de tu rol de actriz, ¿hacés otros trabajos?

No. Estados Unidos es para mí mi oficina. Me ha costado convencerme que debo tener tiempo de ocio y desconexión, pero lo que ocupa mi primer y casi todo lugar en mi cabeza, es mi trabajo como actriz. Soy una persona muy perseverante y quizás demasiado insegura, por eso creo que nunca es suficiente el tiempo que pueda emplear por hacer todo lo que esté en mis manos para avanzar, para aprovechar cualquier oportunidad. No soy el tipo de persona que puede vivir relajada esperando a que surja el momento o la situación adecuada para cumplir con sus aspiraciones. Yo necesito estar activa, sentirme realizada, productiva. Si no, estoy perdiendo el tiempo.

Foto: Andrea Hachuel

 

“Nunca me ha gustado estar inactiva”


¿Cómo está la situación laboral para el actor?

Para actores aquí, es complejo. Como en cualquier lugar en el que quieras iniciar una carrera. Hay muchísima competencia, muchísimos requisitos y muchísimos aspectos que cubrir a la hora de ser escogida. Cierto es que la oferta es enorme. Hay una cantidad incontable de proyectos grandes, medianos y pequeños. Muchos pequeños resultan incluso más atractivos en cuanto a personaje, cuidado de la fotografía o simplemente por el cariño con el que se realizan. Sin embargo, al ser el centro neurálgico de la industria del entretenimiento, apenas encajarías estrictamente en el 40% de papeles para los que quieres trabajar. Viene gente de todo el mundo para dirigir, escribir, producir. Y eso se nota en el tipo de demanda de nuestro trabajo. Pero lo bueno de los proyectos así, es que están abiertos a la adaptación. No son como un puzzle donde las piezas ya están diseñadas. En éstas, cada pieza es más maleable. Si se trata ya de grandes proyectos, ya se hablaría en términos de gran producción y por lo tanto apenas hay margen en el personaje para modificar y que se adapte al actor. O el actor es elegido para hacer el personaje o  ese personaje requiere un perfil y características muy determinadas.

Pero en tu caso. ¿Cómo encarás la situación laboral? Dijiste que sólo te dedicabas a actuar.

Bueno. He crecido con/en mi carrera como actriz, pero tampoco se me han caído los anillos para trabajar en cualquier otra cosa. Nunca me ha gustado estar inactiva. Así que daba clases, ayudaba en eventos, cuidaba niños. Me gustaba hacer lo que todos los adolescentes hacen para ganarse la vida mientras estudias. Tal y como han sucedido las cosas, hoy vivo en un estudio muy chiquitín sola. Más que por cuestión económica, porque busqué mucho para vivir así. Soy muy independiente. En un principio era ideal compartir piso. Los Ángeles viviendo totalmente sola y recién llegada puede ser demasiado. Ahora tengo mi espacio. Muy muy escaso, pero acogedor. (Risas)

Foto: TsChka Moran

Hiciste bastante televisión, por lo vi de tu curriculum. ¿Eso fue sólo en España?

Si. Empecé muy pequeña a trabajar. No tuve la oportunidad de trabajar fuera de España antes de venirme a Los Ángeles. La verdad que poder estar en España empleando mi tiempo en la actuación y también en otros ámbitos como la universidad y mi vida privada me ha hecho ser como soy y estar donde estoy. Si hubiera trabajado continuamente, con otro enfoque, viajando a otros lugares, probablemente no viviría hoy esta experiencia fuera de España con los mismos ojos, ni con la misma energía. Seguramente sería diferente. Ahora sí tengo muchas ganas, ansias de trabajar en Europa.

¿Cómo es el mercado en Estados unidos para los actores que no son norteamericanos?

Llevo apenas un año y medio en Estados Unidos, por lo que no creo estar preparada para juzgar con certeza el mercado. Si que opino que el nicho al que nos dirigimos es menor que el que se puede obtener en casa. Pero eso es algo evidente. Aun así, y con el poco tiempo que llevo, creo que Los Ángeles es un sitio ideal para los que se ponen retos complicados. No te permite estar relajado.

Vi, según tu facebook y otros datos que estudiaste también en  The New York Conservatory for Dramatic Arts además de estudios de administración. ¿Cómo se da esos dos aspectos en tu vida? Arte y cuestiones administrativas.

En casa siempre hemos sido muy emprendedores. Yo soy alguien bastante metódica, en cuanto a resolución de problemas. Así que además de arte dramático, quería estudiar algo que estructurase mi manera de pensar, que le pudiera dar provecho. Quería compaginarlo con derecho. Pero tres carreras ya era creerme con superpoderes o algo así. A día de hoy, estoy muy feliz de que mis padres nos inculcasen la importancia de una carrera universitaria para compaginar la personalidad y habilidades de cada uno. En su día, pensé que sería difícil conectar ambos mundos como tú dices. Sin embargo hoy me doy cuenta que la industria del entretenimiento está completamente ligada al mundo empresarial.

Foto: TsChka Moran

Te tocó formar parte de una película junto a Danny Trejo, pese a que no te tocó escenas con él. Supongo que en algún momento estuviste a su lado. ¿Cómo fue la experiencia?

Con Danny Trejo si grabé, pero en edición se suprimieron algunas partes. Grabando y descansando, es una persona encantadora. Recuerdo el primer día que fui al set. Yo no sabía que él estaba allí. Y me quede en shock! Para mi él era, era, tan, tan único. “El malo de spy kids” decía a mis hermanas pequeñas. Después compartir ratos con él. Me hizo empezar a soñar despierta: estaba en Los Ángeles, llevaba solo 2 meses y grababa con Danny Trejo, Steven Bauer. Héctor me había dado mi primera película. Buen comienzo. AQUÍ TODO ERA POSIBLE

¿Estás en pareja?

Sobre mi vida privada no hablo demasiado. Estoy feliz. Tengo mucha suerte porque me acompaña alguien excepcional. No sé qué sería de mí sin el apoyo que llevo teniendo a su lado.

 

Escena de Chávez; cage of glory. Patricia junto a Héctor Echavarría.

Una vez vi que linkeaste en tu muro un artículo sobre los pasos a tener en cuenta para alguien a la hora de salir con una actriz. ¿Qué debe tener en cuenta un hombre que no es del ambiente?

(Risas) El artículo lo escribió otra actriz en base a respuestas de otras muchas actrices. Lo publiqué porque en mayor a menor medida, compartía cosas con todas ellas. Y quizás sea que todas las actrices tenemos aspectos en común. Nada científico. Puede que temas como el sentimiento de libertad, expresividad, espontaneidad, ganas de compartir experiencias con el mundo, descubrir. Inquietud. Ganas de sonreír, etc, nos caractericen. Alerta para gente tranquila y pesimista.

Una actriz que conozco me dijo en una oportunidad que es más difícil para la actriz salir con un actor. ¿Qué opinás?

No lo sé. Supongo que se basará en experiencia propia. Cada relación es un mundo. Si he oído por amigos que en ocasiones se da una lucha de egos, o quizás demasiada dosis de pasión para la estabilidad de una pareja. Realmente creo que puede ser un prejuicio. Si se trata de una pareja de abogados, ¿también sería difícil? Creo que al final lo que manda es cómo comparten su visión del amor.

Foto: TsChka Moran

Todo actor tiene siempre al teatro como el primer amor. Aunque Marlon Brando dijo una vez que prefería el cine. ¿Cómo ves eso?

He tenido el privilegio de actuar en teatro rodeada de grandes artistas como Nati Mistral o Amparo Rivelles, (descanse en paz). Si es cierto que estar en el escenario mantenía mi corazón enamorado de cada minuto de ese tiempo. Es un amor visceral. O me muero de nervios, tengo dolor de barriga por temer quedarme en blanco o lloro de la emoción en los saludos al asumir que la obra ha finalizado y el personaje dice adiós rodeada por el elenco. Sin embargo, todo lo que supone rodar en un set, desde el viaje de casa hasta la silla de maquillaje, el tiempo ante las cámaras, el breve silencio tras gritar “acción”, y el trabajo tan coordinado con un equipo de 70 personas o 7, todo esto, también me enamora. Las cámaras no me asustan. Me encantan. Me parecen muy buenas amigas. Pasar tiempo delante de ellas es como un juego en el que ellas intentan que les cuente algo que yo mantengo en secreto. Digamos que con el cine o televisión vivo una relación de amor más razonable.

¿El cine en Estados Unidos es tu meta?

Ahora apuesto por Estados Unidos. Es parte de mi camino. Quiero que sea la realidad en esta etapa de mi vida. No lo considero mi objetivo vital. No sé qué sucederá mañana pero si hacia donde quiero ir. Si consigo abrirme camino aquí, creo que habré abierto muchas puertas y en este sentido mi vida tendrá una orientación muy definida, en lo que respecta a mi vocación a día de hoy. Estar aquí es vivir en el núcleo de mi profesión, en donde todo nace, en el motor. Si mi carrera avanza y se desarrolla definitivamente en España, seré feliz también. Querrá decir que allí las cosas van muy bien.

Foto: TsChka Moran

Hollywood es el sueño para millones de actores en el mundo. Españoles tenemos los casos de Banderas, Penélope Cruz, Javier Bardem. Pero están también los latinoamericanos que han tenido mucha cabida en los últimos años. Hasta en roles de dirección como el caso de Alfonso Cuarón…. En el ambiente, ¿se tiene diferenciado o todos son vistos como latinos sin mirar el continente?

Si, se diferencia. Conocen bien a los españoles. Del mismo modo que los latinos exitosos están muy diferenciados. Valoran mucho el talento. En cuanto a los españoles quizás les resulte más llamativo ya que nos ven como de la otra parte del mundo. Y sorprende mucho que en otros lugares que no son Estados Unidos haya tanto talento. Pero esto ocurre con cualquier otra nacionalidad.

Vi una vez en tu facebook que posteaste algo sobre el papa. ¿Sos católica?

Si

¿Cómo se conlleva eso, en una época donde el rol de católico es casi una cuestión arcaica para muchos? Planteo esto porque existen actores, como el caso de Eduardo Verástegui que a veces son vistos de forma muy crítica.

Nunca he tenido ningún problema. Creo que la religión es un tema que debe llevarse con respeto. Supone un punto de vista, es inevitable tener una opinión. Pero igualmente entiendo y acepto a aquellos que no lo comparten conmigo. Lo que soy, lo que tengo, no es solo fruto de mi trabajo y mi esfuerzo. Sin ser católica a día de hoy no sería esta persona. No es solo la iniciativa la que me empuja adelante. He tenido la oportunidad de encontrar el lugar de Dios en mi vida. Y gracias a ello puedo vivir con certeza ante las inseguridades y espíritu de confianza en aquello y aquellos que forman parte de mi vida. Elijo ser pragmática y eso me ayuda también a terminar las cosas. Ser coherente con mi fe nunca me ha supuesto una mala experiencia, quizás aparezcan enfrentamientos, pero mi lugar e intención estarán siempre muy claras.

¿Te vemos en Paraguay?

Así es. Estaré en agosto, septiembre.

 

Para continuar leyendo, registrate gratis.
Registrate GRATIS ingresando tus datos.*

A este número de celular te enviaremos el código de activación.

¿Ya estás registrado? Hacé click aquí.

  • Acceso completo a todas las publicaciones del día, sin restricciones.
  • Información al instante, de todas las novedades, primicias y las historias más compartidas.
  • Además, accedés a videos, fotos y artículos de todo lo publicado anteriormente en el portal.

¿Porqué cobramos suscripción?

(*) Gratis por 7 días.