Vivi Figueredo: “Yo creo que ninguna modelo paraguaya hubiese aguantado lo que yo aguanté en esa isla”

Luego de haber formado parte del reality “Supervivientes 2014” del canal español Telecinco y mantenerse por 50 días en la isla, la paraguaya habló de todo en una entrevista exclusiva con Epa! y no se guardó nada. “Mientras más me maltrataban yo me volvía más fuerte” dijo con mucho entusiasmo la paraguaya.

Vivi Figueredo en la gala de Supervivientes. (Foto gentileza: Nino Méndez)

Viviana Figueredo luego de haber “sobrevivido” al reality español habló en exclusiva con Epa! y en una conversación amena dio detalles de su paso por la isla en Honduras.

Vivi ¿qué tal tu vuelta a la realidad?

De a poco me voy adaptando. Como pasé mucho tiempo sin comer, casi 2 meses, busco mucho las cosas dulces y además tengo frio de repente.

¿Sentís que cambió algo en vos?

Sí, totalmente. Ahora valoro mucho las cosas cotidianas, es muy grande el cambio, psicológicamente te cambia. Algo que era insignificante pasa a ser importante. El agua caliente, un buen desayuno, cosas pequeñas que no damos importancia porque parece algo normal, pero te falta y te das cuenta. Además me di cuenta que me he vuelto bastante sensible. Yo creo que ninguna modelo paraguaya hubiese aguantado lo que yo aguanté en esa isla.

Vivi en El Palafito.

¿Cómo era un día normal en la isla?

En la isla no teníamos reloj, nos guiábamos por el sol, nos levantábamos sí o sí antes de que salga el sol y de noche cuando el sol se escondía. Éramos como gallinitas (risas). Levantarse llena de arena, así empezaba mi día porque dormía sobre esterilla (como ellos le llaman) que es el piri. Después de eso me lavaba la cara, me cepillaba los dientes, en el mar, con el agua salada, era todo muy raro. Si quería hacer pipí lo hacía ahí también y si quería hacer lo otro (número 2) le llamaba a “la inspectora” que es la señora que se encargaba de cuidarnos y controlarnos. Y hacía mis necesidades en un recipiente como un basurero con bolsa. El desayuno consistía en un coco que tomábamos el jugo entre nueve personas, luego cortábamos y abríamos el mismo coco que partíamos en pedazos pequeños hasta que se acababa. Después de eso, íbamos a pescar y ayudábamos al que se encargaba de pescar o seguíamos juntando cocos.

Vivi durante los días en el reality.

 

¿Qué fue lo más difícil?

La verdad que las primeras 3 semanas fueron muy difíciles, la pasé muy mal. La convivencia fue lo más difícil. Yo era la única latina. Tenemos otro tipo de costumbres, de cultura, de ambiente. Un paraguayo en una isla, es algo fuera de lo normal. Los europeos tienen totalmente maneras diferentes de hablar y decían por mí que hablaba medio cantado. Se acordaban del borracho de la arbolada y al principio era simpático pero después ya se burlaban todo el tiempo. Eran muy discriminativos, me sentía mal muchas veces pero no quiero generalizar porque con Chiqui quedamos como muy amigas y ella me defendía de los otros, me entendía en seguida cuando quería decir algo. Decían que mi culo y mis tetas eran muy grandes. Había mucha envidia entre las chicas. La verdad es que me sorprendí a mí misma todo lo que aguanté y sobrellevé bien el hambre, eso fue lo bueno. Pero me di cuenta que mientras más me maltrataban yo me volvía más fuerte. También estaba el tema de las tormentas, las plagas, las pulgas de arena, los mosquitos, pero por suerte yo no sufrí tanto eso, pero mis compañeros sí y de repente les veía súper mal, con la piel toda lastimada de tanto rascarse, la cara desfigurada, era como si fuera que yo estaba en el infierno, yo miraba pero no me pasaba nada.

¿Qué fue lo que más extrañaste?

El mate muchísimo extrañé. Necesitaba porque es un estimulante natural, demasiado quería. También busqué una cerveza o caipiriña y la sopa paraguaya, me imaginaba comiendo y era como si fuera que nunca comí (risas). Y por último mi Instagram, mi celular, poder sacar fotos y compartir. La verdad es que no extrañé las cosas de belleza.

Vivi Figueredo en la gala de Supervivientes con fans paraguayos, residentes en España. (Foto gentileza: Nino Méndez)

¿Qué queda ahora?

Quedan 2 galas más y 2 debates donde cuentas tus experiencias de la isla. El debate se centra más en nosotros, en cada uno. Mañana me tengo que hacer unos estudios para ver si qué tal estoy, ojala Dios quiera que salga todo bien. Tengo que asistir a programas también. Estoy muy sorprendida y muy ansiosa.

Para continuar leyendo, registrate gratis.
Registrate GRATIS ingresando tus datos.*

A este número de celular te enviaremos el código de activación.

¿Ya estás registrado? Hacé click aquí.

  • Acceso completo a todas las publicaciones del día, sin restricciones.
  • Información al instante, de todas las novedades, primicias y las historias más compartidas.
  • Además, accedés a videos, fotos y artículos de todo lo publicado anteriormente en el portal.

¿Porqué cobramos suscripción?

(*) Gratis por 7 días.