Especialista en Pitbull afirma que la raza no es un problema

René Soto es Vice Presidente de la Asociación Pitbull Paraguay. Explica que la agresión no es una característica de la raza y que todo depende de la crianza del perro. Además, desmiente que hayan sido dos perros los que atacaron a la señora y sostiene que el propietario tenía en forma a los animales. “Convivían con 4 niños en la casa”, aseguró

 

René Soto, con uno de sus 10 Pitbull que conviven con él en su casa.

La noticia del fallecimiento de la señora que fue atacada por un Pitbull alarmó a muchas personas generándose extensos debates en las redes sociales. Más aún cuando se supo, según algunas publicaciones, que se estaban conformando grupos anti Pit bull que no hacen otra cosa que matar o envenenar a estos animales.

Ante la paranoia de algunas peronas, Rene Soto, Vice Presidente de la Asociación Pitbull Paraguay, explicó claramente que no se trata de una raza asesina.

“Se lo asume como un animal peligroso por la envergadura física. Históricamente eran animales seleccionados para actividades específicas, como el combate, por eso se los sataniza”, expuso en conversación con Epa!

 

 

Soto es un boliviano que vive hace 7 años en el país. Impulsó la conformación de la asociación, además de hacer trabajos relacionados en Bolivia. Es juez y representante de la Federación Latinoamericana De Perros Tipo Pit (FEDEPIT).  Además, dueño de 25 Pitbull.

“De los cuales 10, viven conmigo”, relató. “Los demás están con gente de mi confianza que le pueden dar tiempo y trabajo. Desde que tengo uso de razón vivo con perros. Mi padre adoraba el Pastor alemán y el Doberman. Yo igual, pero hace 16 años conocí al Pitbull y me enamoré”, expresó.

Soto estuvo en contacto con el dueño del perro que atacó a la señora.

 

Silvana Silvero, esposa de René, con quién comparte la pasión por los Pitbull.

“Hicimos una investigación porque queríamos entender bien lo que sucedió. Notamos que los perros estaban bien criados, convivían con 4 niños en la casa. Obviamente, nada cambia el desenlace. Eso está claro. Pero hay que analizar cómo se origina. Al lado de la casa del propietario había una fiesta con gente que entraba y salía constantemente. Pasaban y tocaban las rejas, algo que ya comenzó a poner muy nerviosos a los perros. No se descarta incluso que alguien les haya hecho algún tipo de burla. Lo que no queda claro es como los Pitbull salieron. Alguien abrió el portón o no sé. La cuestión es que los perros salieron nerviosos por lo que venía pasando. Encima enfrente había otro perro que le ladraba. Y estos salieron a confrontarlo. Es ahí donde sucede la desgracia. Según lo que se habló con la señora, con el propietario y con otras personas, nunca pasó eso de que el perro iba a atacar a un chico. La señora tenía al nene en brazos y sale en medio de ese tumulto, aparentemente para hacer callar el lío de perros. El Pitbull la mira, esta se asusta y corre. Es ahí donde ocurre el ataque. Cabe aclarar que lo que sucedió no es algo característico de la raza. Esto puede pasar con cualquier perro. Con un caniche incluso. Obviamente la mordedura del caniche es una y la del Pitbull es otra”.

 

 

René también desmintió que los dos perros hayan atacado a la señora.

“Eso no es cierto. Un sólo perro la atacó. El otro, que era una hembra, mordió al perro atacante. Fue una situación muy conflictiva. No estoy justificando, ojo. En el sentido de que no voy a decir nada porque se le disparó al perro. Era un caso específico y había una persona corriendo peligro. Yo hubiera hecho lo mismo”.

 

Soto dejó en claro que no se debe adquirir un Pitbull sólo por capricho o moda.

“A la hora de comprar un Pitbull hay que analizar primeramente las necesidades de acuerdo a cómo se vive y si uno va poder cumplir con lo que se necesita para tener una raza así. Es una excelente compañía pero para gente activa. Se le debe dar una rutina, un trabajo, no es un perro faldero. Hay que hacerles correr, que traiga la pelota. Tienen un cualidad. Van a dejar todo el aliento para hacer lo que el dueño quiere. Tiene un deseo enorme de satisfacer a su amo. Otra cosa. El Pitbull no defiende la casa del amo. El Pitbull defiende al amo. Se crea un lazo tan fuerte que cuando detecta peligro hacia él, va a ir hasta las últimas consecuencias “.

El especialista, que comparte el trabajo con su señora Silvana Silvero,  puso énfasis en el asesoramiento adecuado si no se conoce bien la raza.

 

Miembros de la Asociación de Pitbull Paraguay en uno de sus encuentros.

“Es mejor consultar. Para que no haya problemas en la crianza. Ví muchas veces a personas que sacan a su cachorro de 5 meses y cuando se topa con otro perro y el perrito se pone a ladrarle, lo felicita.  Le toca la cabeza. Y eso está mal. Se le está reforzando una actitud negativa”.

René organizan caminatas con propietarios de Pitbull, además de charlas didácticas, con el fin de afianzar los lazos entre perros y amos.

Al final de todo debería aplicarse las palabras de César Millán.

“No hay perros agresivos, sino humanos ignorantes”

 

Para continuar leyendo, registrate gratis.
Registrate GRATIS ingresando tus datos.*

A este número de celular te enviaremos el código de activación.

¿Ya estás registrado? Hacé click aquí.

  • Acceso completo a todas las publicaciones del día, sin restricciones.
  • Información al instante, de todas las novedades, primicias y las historias más compartidas.
  • Además, accedés a videos, fotos y artículos de todo lo publicado anteriormente en el portal.

¿Porqué cobramos suscripción?

(*) Gratis por 7 días.