Cientos de fanáticos no pudieron ver a Sonata Arctica

Con dificultades, se realizó anoche el concierto de la banda finlandesa en el BCP, que tuvo una hora de retraso. Los fanáticos que pudieron ingresar al recinto pudieron disfrutar del excelente show que brindaron los metaleros, otros se quedaron afuera bastante enojados con entrada en mano.

La productora encargada de llevar a cabo el concierto de la banda metalera, Diorama, anunció en su fan page ayer por la tarde mediante un comunicado que por cuestiones técnicas tuvieron que cambiar el show del Anfiteatro del BCP (con capacidad para 800 personas), al Auditorio (con capacidad para 500), y que solamente ingresarían al concierto las personas que tenían entradas del sector Sonata y Arctica, dejando afuera a los que tenían sector de generales. Esa información no llegó a todos y una importante cantidad se llegó hasta el lugar, pero no pudieron ingresar, pese a que tenían las entradas en mano.

La productora ofreció a los molestos fanáticos la posibilidad de ver el show en directo a través de una proyección en pantalla gigante en el anfiteatro del BCP, devolviéndoles la mitad del importe que pagaron por su entrada, y a los que no estuvieran de acuerdo con la propuesta se les devolvería el importe total en fecha y horario a anunciar próximamente.

También ofrecen como posibilidad el cambio de las entradas del sector generales, para los próximos conciertos que tiene previsto la productora, como el de Tarja Turunen y Stratovarius.

El show

Para los que ingresaron el concierto ofrecido por Sonata Arctica, el show fue insuperable. Tony Kakko cantó temas como Black Sheep, Only The Broken Hearts, Shitload of Moon, The Last Amazing Gray y varios más, mientras interactuaba con su público.

Un juego de luces imponente acompañó desde el principio una noche llena de emociones, de la mano del mejor metal finlandés. Pulcro y sin desperdicios, con bases de guitarras melódicas y solos veloces, acompañado de un sonido potente y limpio con las ya características líneas vocales del estilo, y una relevancia muy importante en los teclados.

Por momentos, algunas baladas de añoranza, y por otros, el ritmo contagiante y poderoso del metal hicieron de ésa, una noche difícil de olvidar para los fanáticos de los músicos.

Texto: Vanessa Figueredo

Fotos: Gentileza/Rodolfo Garay

Para continuar leyendo, registrate gratis.
Registrate GRATIS ingresando tus datos.*

A este número de celular te enviaremos el código de activación.

¿Ya estás registrado? Hacé click aquí.

  • Acceso completo a todas las publicaciones del día, sin restricciones.
  • Información al instante, de todas las novedades, primicias y las historias más compartidas.
  • Además, accedés a videos, fotos y artículos de todo lo publicado anteriormente en el portal.

¿Porqué cobramos suscripción?

(*) Gratis por 7 días.