Con este look Winona Ryder reaparece en el Festival de Venecia

El encanto angelical de Winona Ryder reapareció  en las pantallas de La Mostra con “The Iceman”, cinta de gángsters que la actriz ha presentado fuera de concurso en La Mostra de Venecia en una tensa rueda de prensa en la que ha traslucido la fragilidad de una estrella con el brillo interrumpido.

La actriz, uno de los grandes talentos del cine de los años noventa gracias a títulos como “The Age Of Innocence” o “Edward Scissorhands”, vio truncada su carrera en el siglo XXI cuando fue descubierta robando en unos grandes almacenes de Beverly Hills, lo que alarmó sobre la estabilidad psicológica de quien había encandilado con su belleza natural y relajada a toda una generación.

Aunque hace dos años ya se la volvió a ver brevemente en la aclamada “Black Swan” en este mismo festival -con un papel psicótico que no ayudaba a pensar en su recuperación-, hoy ha comparecido en el Lido, a modo de verdadero regreso, a propósito de “The Iceman”.

En la rueda de prensa, la tensión ante cada una de sus respuestas se tradujo en un silencio sepulcral, de la misma manera que se respiraba el drama cuando pedía que le repitieran alguna pregunta.

Mezclándose la posibilidad de que su regreso exhibiera su derrumbe y la fascinación por una sinceridad nerviosa inédita en un contexto plagado de lugares comunes, frases aprendidas y egos exhibicionistas, la actriz ha afirmado: “Ha llegado un momento en mi vida en el que mi prioridad es vivir bien. Solo haré las películas que me compensen dejar mi día a día de lado”.

“The Iceman”, filme de Ariel Vromen que sigue obedientemente los cánones del cine de gángsters, Ryder interpreta a Deborah, la mujer aparentemente inconsciente del verdadero trabajo de su marido, Richard Kuklinski, personaje real interpretado con brío y solidez por Michael Shannon y uno de los más sangrientos sicarios de Estados Unidos, que fue detenido en 1986.

A Winona Ryder la atrajo trabajar con Shannon y con Ray Liotta -que completa el reparto junto a James Franco, Chris Evans y Stephen Dorf- y también se sintió “arrastrada por la ambigüedad del personaje, por esa negación de la realidad, porque no se permite a sí misma explorarla, porque tendría que asumir la responsabilidad que ella implica”, ha explicado.

“Soy actriz, y mi trabajo es meterme en la piel de otras personas. Había cierto paralelismo entre el engaño del personaje y la labor de interpretación”, ha reflexionado, sin poder evitar que sus respuestas fueran reinterpretadas como reflexiones sobre su periplo personal.

Además, Winona Ryder se ha referido indirectamente al parón de su carrera al reconocer que con este papel, por primera vez y a sus 41 años, interpreta a una madre de familia.

“He tenido que acercarme a este personaje de manera distinta a como lo había hecho hasta ahora. Al final decidí no hacer investigación sobre el personaje, primero, porque se cambió el nombre y el de sus hijas para no ser localizada, y segundo, porque me parecía demasiado doloroso para aquella mujer, que también fue acusada de varios cargos en su momento”, ha explicado.

La duda, entonces, ha quedado servida sobre si la fuerza intacta de su interpretación en “The Iceman” devolverá o no a la intérprete de “Reality Bites” o “Mermaids” su antiguo estatus en Hollywood. Sobre si se puede hablar o no de la resurrección de Winona Ryder.

Winona Ryder.
Para continuar leyendo, registrate gratis.
Registrate GRATIS ingresando tus datos.*

A este número de celular te enviaremos el código de activación.

¿Ya estás registrado? Hacé click aquí.

  • Acceso completo a todas las publicaciones del día, sin restricciones.
  • Información al instante, de todas las novedades, primicias y las historias más compartidas.
  • Además, accedés a videos, fotos y artículos de todo lo publicado anteriormente en el portal.

¿Porqué cobramos suscripción?

(*) Gratis por 7 días.