Colin Farrell asegura que remake de “El vengador del futuro” tiene un “perfil intelectual”

El protagonista de la nueva versión explica que el desarrollo de los personajes es “profundo” y que la cinta incluso tiene un trasfondo político.

Veinte años después del estreno de la exitosa cinta de ciencia ficción de Arnold Schwarzenegger  “El vengador del futuro”, el actor Colin Farrell tiene el desafío de mostrar al público su propia versión de la película, y asegura que “es más original” que algunas cintas que hizo en su carrera.

“Está claro que los ‘remakes’ nunca van a ser la cosa más imaginativa del mundo, pero a veces volver a visitar un material antiguo no implica falta de originalidad”, dijo el actor irlandés. ‘El vengador del futuro’ es un ‘remake’ pero es más original que algunas películas que he hecho en mi carrera”, añadió.

El filme de Paul Verhoeven, estrenado en 1990 y donde también intervinieron Sharon Stone y Rachel Ticotin, se hizo con dos candidaturas al Oscar y recaudó 260 millones de dólares en todo el mundo, con su mezcla de violencia y humor que servía de vehículo de lucimiento para un Schwarzenegger en plena forma.

En la nueva “Vengador del futuro”, que se estrena el próximo 9 de agosto en Chile, la acción transcurre en la Tierra y presenta un conflicto político entre dos naciones cuyo destino está en manos del protagonista de la historia, un hombre aparentemente normal que irá descubriendo pesquisas de un pasado que no logra recordar.

“La historia se ha contado antes pero la forma en la que se presenta ahora hace de la experiencia algo innovador”, explicó Farrell, quien no se metía en la piel de un hombre de acción desde que diera vida a Sonny Crocket en “Miami Vice”, hace seis años.

Como ocurría en la película original, al protagonista le implantaron unos recuerdos de forma que olvida quién es realmente, hasta que una serie de sucesos empiezan a dirigirle hacia la solución del misterio.

Pero en esta ocasión, el desarrollo de los personajes es “más profundo y emocionante” bajo un prisma con trasfondo político, según Farrell.

“No queremos señalar a nadie, pero ciertas ideas sobre política exterior están ahí. Nuestro objetivo era ofrecer un gran entretenimiento sin olvidarnos de un perfil intelectual con el que la audiencia se pudiera alinear a través de los personajes”, indicó el actor.

Farrell resaltó que la cinta toca temas como la corrupción en los gobiernos y el escaso control que tiene la población sobre “quienes mueven realmente los hilos”.

El proyecto se distingue, asimismo, por su gran diseño de producción y unos poderosos efectos visuales que logran recordar por momentos a escenarios de clásicos como “Blade Runner” (1982) y “Metrópolis” (1927).

“Son comparaciones válidas”, sostuvo Farrell, quien sin embargo, no pretende equiparar su película con la de Verhoeven. “Nunca las compararé ni diré que una es mejor que otra, pero creo que aquí hemos prestado más atención a las relaciones entre los personajes”, reconoció.

Tampoco quiso entrar en contacto con Schwarzenegger puesto que prefirió afrontar el proyecto de forma personal, sin influencias externas.

“Quería estar seguro de hacer de esta experiencia algo totalmente propia. Mejor no preguntarle nada porque podría romper mi visión del personaje. Quería vivir de primera mano la inmersión, la confusión, la claridad y la búsqueda de respuestas”, manifestó.

''No queremos señalar a nadie, pero ciertas ideas sobre política exterior están ahí'', dice el actor.
Para continuar leyendo, registrate gratis.
Registrate GRATIS ingresando tus datos.*

A este número de celular te enviaremos el código de activación.

¿Ya estás registrado? Hacé click aquí.

  • Acceso completo a todas las publicaciones del día, sin restricciones.
  • Información al instante, de todas las novedades, primicias y las historias más compartidas.
  • Además, accedés a videos, fotos y artículos de todo lo publicado anteriormente en el portal.

¿Porqué cobramos suscripción?

(*) Gratis por 7 días.