Familiares y fanáticos recuerdan a Amy Winehouse, a un año de su muerte

La cantante, una de las más brillantes de su generación, fue encontrada muerta en su casa, el 23 de julio de 2011. Hoy, su casa y su barrio se han convertido en verdaderos lugares de peregrinación.

Un año. Ése es el tiempo que ha transcurrido desde que la cantante británica Amy Winehouse, considerada como una de las más talentosas de su generación, fuera encontrada sin vida en su casa de Londres. Un año en que los miles de fanáticos de su música han sentido la partida de un icono, mientras sus padres y cercanos han llorado la ausencia de esa mujer frágil, que por años caminó en el borde.

Precisamente su familia la recordó hoy, calificándola como una “artista talentosa” y admitiendo públicamente las dificultades enfrentadas para superar su muerte, que llegó tras largos años de adicción a las drogas y al alcohol.

Sus familiares colgaron hoy un mensaje en el sitio web dedicado a la otrora “reina del soul” moderno, en el que subrayan que Amy fue una artista que perdió la vida a “una edad ridículamente temprana” (27 años).

“Pensamos en una persona que dio mucho”, señala el mensaje, y agrega que la familia “tiene dificultades para aceptar que debería haber cuatro, y no sólo tres” (en referencia a los padres y al hermano de la artista).

El padre de la cantante, Mitch Winehouse, admitió hoy en declaraciones a la cadena BBC los difíciles momentos vividos con motivo de la publicación del libro que le dedicó, y que apareció bajo el título “Amy, mi hija”.

Los beneficios de la publicación del libro serán destinados a la Fundación Amy Winehouse, dedicada a ayudar a jóvenes con problemas de drogas y alcohol.

Mientras, la música de Winehouse sigue viva, como demuestran cifras divulgadas hoy, que revelan que sólo en el Reino Unido la cantante ha vendido más de 1,2 millones de copias de tres de sus álbumes —Frank, Back to Black y Lioness: Hidden Treasures—, durante los últimos doce meses.

Winehouse fue encontrada sin vida en su vivienda del barrio de Camden Town, en el norte de Londres, el 23 de julio de 2011, tras una breve trayectoria que la consagró con cinco premios Grammy y millones de copias vendidas

.- Un año después de su temprana muerte, Amy Winehouse tiene una presencia constante en el barrio londinense de Camden Town, donde la cantante vivió al límite y murió el 23 de julio de 2011, a los 27 años.

Precisamente ese barrio londinense se ha transformado en un auténtico lugar de peregrinación, y en un entorno que recuerda en cada aspecto la presencia de Winehouse: Su música suena en bares y locales comerciales, mientras su imagen adorna paredes y en las calles se ven decenas de chicas buscando imitar su inconfundible look.

Amy Winehouse.
Para continuar leyendo, registrate gratis.
Registrate GRATIS ingresando tus datos.*

A este número de celular te enviaremos el código de activación.

¿Ya estás registrado? Hacé click aquí.

  • Acceso completo a todas las publicaciones del día, sin restricciones.
  • Información al instante, de todas las novedades, primicias y las historias más compartidas.
  • Además, accedés a videos, fotos y artículos de todo lo publicado anteriormente en el portal.

¿Porqué cobramos suscripción?

(*) Gratis por 7 días.