Editorial: ¿Cómo puede haber algunos productores que no superen sus traumas?

De que existen algunos productores de televisión traumados por sus pocos aciertos profesionales, o porque otros viajaron al exterior en su lugar,  eso es un clásico dentro de la televisión local. Pero definitivamente hay productores traumados que gastan más tiempo en “chismosear” banalidades del medio donde trabajan, o a inventar chismes mal intencionados de los que le enseñaron a como trabajar dentro de producciones televisivas de verdad.

Siempre tuve la libertad de escribir en este sitio web, y doy gracias por ello, ya que me puedo expresar como yo quiera, tratando de ser mesurado con mis comentarios. ¿Pero se puede ser mesurado con ordinarios que realmente solo se dedican a “perjudicar”?

Definitivamente no, y este es el caso.  A los profesionales de la televisión les toca conocer gente que definitivamente no es buena en lo que hace, que dice que trabaja o que presenta ideas a sus directores diciendo que son de su autoría, lo que definitivamente no es real, cuando en realidad lo mejor que saben hacer es merendar en sus oficinas y creerse el cuento de ser los mejores arreglando los números de rating para demostrar una realidad ficticia de números. Y pensar que antes esos números si eran reales.

Los mejores lideran en el promedio de rating o hacen picos de rating con sus contenidos día a día además de marcar hitos históricos dentro de la televisión. Los mejores le dan espacio a los verdaderos talentos y cuidan de ellos hasta en los más mínimos detalles. Los mejores potencian sus programas con estrellas que alimenten a sus futuras estrellas. Los mejores están codo a codo con sus estrellas para que crezcan en un medio. En fin podríamos seguir pero esto no es una cátedra de cómo hacer un programa  o de cómo tratar a los profesionales de la televisión, es una crítica a “algunos” productores tremendamente mediocres.

Estos productores se rompen la cabeza inventando muy buenas mentiras sobre personas que tienen mucha más experiencia que ellos en ciertos formatos de televisión e incluso quieren acercarse a los dueños de un medio con mentiras tan absurdas que incluso han hecho que a los afectados se les  interrogue , como a verdaderos delincuentes, para comprobar si los chismes eran reales, los que en muchas ocaciones resultaron ser falsos de toda falsedad.

Siempre aconsejo a algunas personas de que la humildad está primero, pero se puede ser humilde con hienas arrogantes carroñeras que lo único que tratan de demostrar es que son ellos supuestamente los que hacen el trabajo.

¡Pues la respuesta definitivamente es no!

Estas personas tienen que darse cuenta que ocupan tiempo en chismes que no los llevaran a ningún lado.

La historia está marcada y siempre tiene el mismo final, los productores mentirosos siempre terminan enredándose con sus mentiras sobre todo si en más de una ocasion, quisieron abandonar el barco víctimas de la presión y pidieron la cabeza en reiteradas ocasiones de quien al final ha comprobado saber mucho más que ellos de contenidos de televisión e inclusive de cómo dirigir un programa.

Aclaración: No se trata de productores ni de Lambaré ni de el centro, así que no se preocupen chicos ;), los dardos apuntan hacia Villa Morra.

Solo es cuestión de tiempo y a quien le quepa el gorrito, pues que se lo ponga.

 

¡Que tengan un buen resto de jornada productores “perju”!

Pablo Fontirroig
Pablo Fontirroig

 

 

 

 

 

 

Para continuar leyendo, registrate gratis.
Registrate GRATIS ingresando tus datos.*

A este número de celular te enviaremos el código de activación.

¿Ya estás registrado? Hacé click aquí.

  • Acceso completo a todas las publicaciones del día, sin restricciones.
  • Información al instante, de todas las novedades, primicias y las historias más compartidas.
  • Además, accedés a videos, fotos y artículos de todo lo publicado anteriormente en el portal.

¿Porqué cobramos suscripción?

(*) Gratis por 7 días.