La TV: la vía para apuntalar la quiniela y revertir mala imagen

Una vez iniciada la explotación de la quiniela, hecho que ocurrió el pasado mes de enero, Jorge Escobar buscaba recomponer su golpeada y salpicada imagen que la opinión pública ya tenía hacia su persona.

Para ello preparó un programa de entretenimiento en “La Tele”, el segundo canal del Grupo Vierci, denominado “Tu día de Suerte” y conducido por él mismo, para lo que contrató no solo a productores nacionales y extranjeros sino que a un asesor periodístico de modo a trabajar conceptos e ideas que permitan recomponer la cara visible desde ese entonces de la quiniela: su propietario, Jorge Escobar.

A partir de allí, su equipo de asesores emplea infructuosamente todo tipo de elementos teóricos de construcción de imagen, que en la práctica parecen generar más desconfianza aún hacia el empresario y hacia un juego que no produce ganancias.

Se hizo común desde enero hasta hoy, ver cada domingo a Escobar realizar donaciones y destacarlas reiteradamente, recorrer las calles produciendo materiales que destacan supuestos logros así como espectáculos lacrimógenos en los que Escobar se muestra emocionado, llorando en cada programa de televisión, recordando a su familia, sus seres queridos o, incluso, conmovido por constantes homenajes organizados por su producción, entre otras acciones de autopromoción que ni siquiera son propias de políticos en campaña y no ajustables a un empresario serio.

Con tanta inversión, tantos recursos empleados y tantos asesores detrás, la intención de posicionar la imagen de Escobar por encima de las sospechas que pesan en su contra no prosperó. Lo demuestran los números de un juego que desde que lo tomó Mepshow empezó a generar pérdidas.

Promociones al extremo

Cumplir con un compromiso o una obligación contractual no debería ser motivo de festejo. Por algo es una obligación y un compromiso asumido. Su incumplimiento sí es noticia.

Mepshow se encargó de montar y organizar incluso actos privados en dependencias estatales para proceder a pagar los 7.560 millones de guaraníes, el canon que le corresponde abonar a la empresa mes a mes, ya que ese es el compromiso asumido con el Estado por la explotación del juego de azar denominado quiniela luego de una licitación ganada y por medio de un contrato suscrito.

Ninguna de las demás adjudicatarias de juegos de azar en sus distintas formas en Paraguay realiza este tipo de actos. Mucho menos en oficinas públicas, convocando a la prensa, ya que simplemente no corresponde.

Pero la iniciativa de Mepshow no responde más que a su planificación asesorada y constantes esfuerzos por promocionar y mediatizar cuestiones tan obligatorias como cumplir con un contrato.

Fuente: www.paraguay.com

La Nueva Quiniela
La Nueva Quiniela
Para continuar leyendo, registrate gratis.
Registrate GRATIS ingresando tus datos.*

A este número de celular te enviaremos el código de activación.

¿Ya estás registrado? Hacé click aquí.

  • Acceso completo a todas las publicaciones del día, sin restricciones.
  • Información al instante, de todas las novedades, primicias y las historias más compartidas.
  • Además, accedés a videos, fotos y artículos de todo lo publicado anteriormente en el portal.

¿Porqué cobramos suscripción?

(*) Gratis por 7 días.